Reconstrucción 3D en el diagnóstico y tratamiento del cáncer
  1. Bienestar
  2. Cirugía de precisión
Dr. Emilio Vicente / Dra. Yolanda Quijano

Cirugía de precisión

Por

Reconstrucción 3D en el diagnóstico y tratamiento del cáncer

La tecnología ha sido capaz de cambiar el presente de la cirugía. Es una de las especialidades que más ha necesitado de sus avances. Las intervenciones de precisión están rediseñando la práctica médica logrando los mejores resultados

placeholder Foto: Cirujanos del Servicio de Cirugía General y Digestiva del Hospital Universitario HM Sanchinarro.
Cirujanos del Servicio de Cirugía General y Digestiva del Hospital Universitario HM Sanchinarro.

En los últimos 60 años, la cirugía ha tenido una importante transformación. Muy posiblemente, esta haya sido superior a las acontecidas en todos los siglos anteriores. En este periodo de tiempo, esta especialidad ha alcanzado todo su esplendor con un crecimiento exponencial más integrador. La cirugía oncológica es un fiel exponente de ello.

"En el siglo XXI no es válido el antiguo aforismo quirúrgico de 'abrir y ver"

La tecnología ha sido capaz de cambiar el presente de la cirugía. Es una de las especialidades que más ha precisado de sus avances. Su incorporación ha sido más lenta que en otros sectores. Se ha beneficiado no solo de avances tecnológicos propiamente quirúrgicos, sino también de los desarrollados en otras especialidades afines; radiología, medicina nuclear, gastroenterología, etc.

La anatomía: la guía fundamental

Por otra parte, la anatomía representa la guía fundamental para el desarrollo de la cirugía en general y la del cáncer en particular. El cirujano, además de conocerla de una forma general, debe analizar y valorar la específica de cada paciente. Para ello, debe disponer de medios diagnósticos adecuados para identificar lesiones tumorales y la posible afectación de las mismas a órganos vecinos. En síntesis, el cirujano debe “ver y planificar para localizar y realizar”, y todo ello en el estudio preoperatorio. En el siglo XXI no es válido el antiguo y obsoleto aforismo quirúrgico de 'abrir y ver'.

En los últimos años se ha ido modificando la visión axial y bidimensional de la anatomía en los estudios radiológicos clásicos (tomografía) por una nueva concepción tridimensional con planos en cualquier dirección del espacio. Independientemente de sofisticados procedimientos endoscópicos, la radiología TAC helicoidal de alta resolución y las pruebas radiológicas/metabólicas (PET/TAC o PET/RMN) en asociación con la especialidad de medicina nuclear son actualmente imprescindibles para poder obtener una información precisa y adecuada de la enfermedad tumoral. El desarrollo de las nuevas generaciones de equipos de TAC helicoidal, junto con la mejora de los soportes informáticos, ha supuesto una espectacular evolución en el procesado de la imagen y en la expansión de imágenes tridimensionales (3D), generándose este tipo de técnica en menor tiempo y con mayor resolución.

Fusión con pruebas de imagen

La realización de imágenes 3D a través de la fusión de las imágenes obtenidas con las pruebas anteriormente mencionadas PET/TAC y PET/RMN es un novedoso recurso con el que cuenta el cirujano para evaluar mucho más sutilmente diversas patologías tumorales; cáncer de páncreas, tumores primarios o secundarios hepáticos, cáncer de recto y tumores retroperitoneales. En los últimos 5 años, otras patologías se han ido añadiendo a este tipo de estudio. Nuevos modelos de reconstrucción 3D se están consolidando en cirugía general con prometedores resultados. Esta es, al menos, nuestra valoración de los preliminares resultados obtenidos en los estudios de investigación que estamos realizando en nuestro hospital.

Cancer de páncreas. Reconstruccion tridimensional.

Desde un punto de vista oncológico, la reconstrucción 3D ofrece en los modelos establecidos importantes beneficios; nos ha permitido ajustar al máximo la radicalidad de la técnica quirúrgica y disminuir el riesgo quirúrgico al ampliar la información sobre la extensión local del tumor. Como consecuencia de todo ello, creemos que puede y debe mejorar la supervivencia del enfermo.

Cirugía hepática

En cirugía hepática, el cirujano conoce con máxima precisión el número y la localización de la lesión o lesiones tumorales, así como de su posible diseminación. Se obtiene información sobre el volumen de parénquima a resecar y del remanente (hígado sano tras la resección tumoral). Permite planificar perfectamente la cirugía antes de su realización, es decir, antes que el enfermo llegue al quirófano. En cirugía de tumores de páncreas, la reconstrucción 3D tiene igualmente una gran importancia diagnóstica. Informa sobre el carácter glandular o extraglandular del proceso tumoral y fundamentalmente de una posible afectación vascular, afectación que puede condicionar la operabilidad del paciente y/o la resecabilidad del tumor. Tiene una gran capacidad para seleccionar al enfermo para un tratamiento quirúrgico. En definitiva, permite operar al paciente que puede beneficiarse realmente de la cirugía, evitando tratamientos quirúrgicos innecesarios.

Además de todo ello, la reconstrucción 3D representa una excelente forma para realizar docencia, enseñando anatomía y técnica quirúrgica a los alumnos y cirujanos en formación. No admite ninguna duda de que es la forma de enseñanza de estas disciplinas en este siglo.

Tratamiento personalizado

El concepto de 'tratamiento personalizado', también llamado 'tratamiento individualizado' o 'a la carta', es sobradamente conocido en la terapia contra el cáncer. Representa un gran avance en el tratamiento de cualquier proceso tumoral maligno. Pocas dudas existen sobre su eficacia, aunque bien es cierto que el número de enfermos que se benefician de esta opción, aunque se siguen incrementando de forma progresiva, no es todavía muy numeroso.

"Consolidar la cirugía de precisión es una aportación importante a la calidad de la atención y a la investigación multidisciplinaria"

Otro concepto similar, aunque menos conocido, es el de medicina de precisión. Este tipo de medicina define una lógica y sensata forma de razonar y actuar, imprescindible por otra parte en cirugía. Intenta ofrecer algo obvio, un tratamiento correcto en el momento correcto al paciente adecuado. Sobre la base de estos conceptos clínicos, ¿es posible establecer el mismo concepto en cirugía? ¿Tenemos posibilidades de efectuar una auténtica cirugía de precisión? Creemos que no solo es posible, sino necesario.

La cirugía de precisión se debe basar en tres aspectos generales:

  • Planificación y simulación de la cirugía a efectuar basada en la información obtenida preoperatoriamente con una reconstrucción 3D.
  • Incorporación de estos estudios al propio acto quirúrgico con superposición del modelo al órgano afecto (realidad aumentada).
  • Una técnica quirúrgica que asocie una nueva tecnología (cirugía robótica) con una mínima invasión y un incremento en el rigor y seguridad del procedimiento a efectuar, sin perder eficacia.

Consolidar la cirugía de precisión significa una aportación importante a la calidad de la atención médica y a la investigación multidisciplinar entre médicos de distintas especialidades. Facilita la incorporación de otros profesionales como físicos e ingenieros al desarrollo de la cirugía. Los pacientes, principales objetivos de nuestra actuación, cuentan con la posibilidad de acceder a prestaciones de primer nivel tecnológico.

En resumen, la cirugía de precisión está empezando a tener un marcado impacto en la práctica médica y verosímilmente va a ser mucho mayor en la del futuro, futuro que nadie, por muy utópico que sea, es en la actualidad capaz de imaginar.

Para estar al tanto de los avances del equipo del Servicio de Cirugía General y Digestiva de Hospital Universitario HM Sanchinarro, puedes seguirles en Linkedin, Facebook, Twitter o Instagram.

Enfermedades
El redactor recomienda