La piel es un órgano increíble. Como decía Paul Valéry: “Lo más profundo es tu piel”. Además de aislarnos del exterior es el órgano que permite relacionarnos con los demás. Nuestra piel nos habla, tal y como demostraba en mi charla TEDex. Los dermatólogos podemos diagnosticar a través de la piel, el pelo y las uñas más de 1.000 enfermedades internas. Por ello os voy a dar 7 razones por las que merece la pena que vayáis a ver a vuestro dermatólogo una vez al año.

Se me cae el pelo

El pelo está poderosamente vinculado a nuestra autoestima y a nuestro sentido de la belleza. Y más ahora con las mascarillas, donde la mirada y el pelo cobran más protagonismo. “Me gustaría darte un beso, pero me acabo de lavar el pelo”, decía Bette Davis. Pablo Neruda declaraba su amada: “Me gustaría ser tu peluquero”. Si vas a ver a tu dermatólogo, este hará un diagnóstico de tu problema capilar, y basado en ese diagnóstico, pautará un tratamiento adecuado, que puede ser cosmético, médico o a través de trasplantes capilares. La causa hormonal origina el 95% de las alopecias. Atención: estamos viendo muchos pacientes que, semanas después de padecer el covid-19, han presentado una pérdida difusa de pelo similar a la que presentan las mujeres después del parto.

Tengo las uñas fatal

Las uñas, en muchas ocasiones, indican la existencia de determinadas enfermedades internas. Podemos diagnosticar una psoriasis, una enfermedad cardiaca o pulmonar o incluso el estrés a través de las uñas. Y cuidado con los lunares en las uñas que se manifiestan como una línea oscura: Bob Marley murió de un melanoma en la uña.

Foto: Unsplash/@Daiga-Ellaby.
Foto: Unsplash/@Daiga-Ellaby.

Un picor que no se quita

Pueden indicar la presencia de determinadas enfermedades del hígado o riñón o una infección como la sarna. Muchos linfomas debutan produciendo solo picor en la piel. Sin embargo, la causa más frecuente de picor en la piel es la sequedad o falta de hidratación. Una aclaración: no es cierto que para hidratar la piel hay que beber agua. Para hidratar la piel hay que usar cremas hidratantes. El agua que bebemos, a pesar de lo que se dice en muchos sitios, no hidrata nuestra piel.

Una erupción que no se va

Las erupciones pueden deberse a una alergia a una medicina, acné, eccema o psoriasis. Por ello, lo primero es hacer un diagnóstico adecuado. Hoy la mayor parte de estas enfermedades se pueden curar o controlar con los modernos tratamientos dermatológicos existentes. Durante esta pandemia hemos diagnosticado muchos casos de covid-19 por la erupción característica que produce en la piel.

Un amigo ha tenido cáncer de piel. ¿Y yo?

Cuatro de cada 10 españoles vamos a tener cáncer de piel. Los dermatólogos estamos especializados en la prevención y diagnóstico precoz del cáncer de piel. Una visita anual para un chequeo cutáneo completo donde tu dermatólogo te revisa todos tus lunares da la seguridad de no padecer ningún problema cutáneo maligno. Y si tienes muchos lunares, hazte un mapa de lunares.

Me siento joven, pero me veo mayor

Hace 30 años cuando alguien quería parecer más joven tenía que operarse, y estas cirugías estaban al alcance de unos pocos. Hoy la estética se ha democratizado y las técnicas de rejuvenecimiento están más disponibles para la mayoría de la población. Los dermatólogos somos expertos en el manejo de técnicas mínimamente invasivas que, usadas con prudencia y sentido común, ayudan a nuestros pacientes a envejecer con elegancia y discreción.

Foto: Unsplash/shimiggy.
Foto: Unsplash/shimiggy.

No sé qué cremas usar

Los dermatólogos somos los expertos en el manejo de la piel enferma, pero también somos expertos en el cuidado de la piel sana. Y no todas las pieles necesitan los mismos productos. Por ello, el dermatólogo te hará un diagnóstico del tipo de piel que tienes y te recomendará un protocolo cosmético adecuado. No hay que gastarse un dineral en cremas. Por ejemplo, nuestra fórmula antiedad tanto en hombres como en mujeres se basa en combinar antioxidantes tipo vitamina C por la mañana y después aplicar el fotoprotector. Por la noche combinar un derivado de la vitamina A (retinol) con una crema hidratante confort. Y exfoliar la piel dos veces por semana. Por último, no olvidar que el mejor cosmético para la belleza es la felicidad.

Haz que la calidad de tu piel sea una prioridad. Somos nuestra piel. Por eso es muy importante que estés al día de toda la información actualizada. Aqui la encuentras; Instagram o en Clínica Dermatológica Internacional