El doctor le atenderá enseguida, pero por internet
  1. Bienestar
  2. Nada más profundo que tu piel
Dr. Ricardo Ruiz Rodríguez

Nada más profundo que tu piel

Por

El doctor le atenderá enseguida, pero por internet

La pandemia ha sido el empujón que necesitaba la telemedicina para su definitivo desarrollo. La asistencia virtual, inteligencia artificial y sensores revolucionarán la medicina del futuro

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Desde Hipócrates, la relación médico-paciente prácticamente no había cambiado nada: el paciente estaba al lado del médico y este establecía un posible diagnóstico y un tratamiento. En los últimos años, por primera vez este acto médico ha cambiado: el médico puede valorarte y tratarte a distancia. Es lo que se llama telemedicina.

Según un estudio reciente, la mitad de los actos médicos presenciales podrían realizarse de forma virtual. En EEUU, los especialistas que más realizan telemedicina son los radiólogos y los psiquiatras, y los que menos, los alergólogos y los ginecólogos.

Un dermatólogo puede, simplemente con una foto de una lesión, establecer un diagnóstico y sugerir un tratamiento

Yo soy dermatólogo. La dermatología es una especialidad fantástica para realizar teledermatología, ya que un dermatólogo puede, simplemente con una foto de una lesión, establecer un diagnóstico y sugerir un tratamiento. Mi móvil, además de fotos y vídeos de mis hijos jugando a baloncesto, está lleno de imágenes de distintas lesiones variopintas de la piel que me envían pacientes y amigos.

Ventajas de la telemedicina

No tener que ir al médico presencialmente tiene muchas ventajas. Con la telemedicina evitas desplazamientos innecesarios a los pacientes y a los médicos, y eliminas otras incomodidades como las listas de espera, tener que aparcar o encontrarte con salas de espera llenas de pacientes. En esta época de pandemia, además, evitamos el riesgo de tener que acudir a hospitales, donde la incidencia de virus es mayor.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Mejor videollamadas: el médico te mira a los ojos

Aunque parezca paradójico, estudios recientes demuestran que el grado de satisfacción de un paciente que tiene una videollamada con un médico es mayor que si la consulta es presencial. Me llamó la atención un comentario que leía en un estudio de satisfacción sobre telemedicina donde un paciente destacaba que su médico le mirara a los ojos durante la videoconsulta, ya que cuando tenía consultas presenciales, el médico solo miraba al ordenador.

Además, la telemedicina tiene la ventaja de que es capaz de introducirse en el entorno del paciente, lo cual puede aportar mucho valor en determinados pacientes que presentan problemas psicológicos o de conducta.

Limitaciones de la teledermatología

Pero la telemedicina también tiene sus desventajas:

  • En una videollamada el médico solo utiliza la vista y el oído. En una consulta de presencia física se emplean los cinco sentidos. A veces llegas a un diagnóstico por palpar una lesión en la piel.
  • En una consulta presencial puedes hacer otros diagnósticos más fácilmente. Os pongo un ejemplo: la semana pasada vino a mi consulta una chica joven por acné. Por protocolo hacemos una revisión de los lunares a todos los pacientes que acuden a la clínica, y ello nos permitió descubrir que tenía un melanoma en la espalda. Si hubiera realizado una videoconsulta no hubiéramos podido diagnosticar este melanoma.
  • En medicina, el síndrome de 'burn out' o 'médico quemado' psicológicamente está relacionado con el número de horas que pasa el profesional delante del ordenador. Si aumenta el número de teleconsultas, las probabilidades de padecer este síndrome son mayores.
  • La telemedicina en ocasiones no es adecuada para personas mayores que tienen dificultades con la tecnología, o personas que no hablan el idioma oficial.
  • La telemedicina funciona muy bien para personas sanas y jóvenes. Pero hay pacientes crónicos que padecen varias patologías como diabetes, demencia, obesidad, artritis, etc, que pueden tener dificultad para acceder a la telemedicina. Este grupo de pacientes solo es el 5% de la totalidad, pero generan casi el 50% del gasto en sanidad.

Aprendizaje durante la pandemia

Os voy a contar nuestra experiencia personal. Durante el confinamiento de marzo del 2020 tuvimos que cerrar nuestro centro, y para no quedarnos de brazos cruzados creamos una plataforma de teledermatología gratuita, proyecto por el cual la Clínica Dermatológica Internacional recibió el Premio Voluntades del FENIN (Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria).

Foto: Dr. Ruiz y Dr. Pizarro. Opinión

Mediante este proyecto, tanto nosotros como nuestros pacientes aprendimos el enorme potencial de la teledermatología. Atendimos a cientos de consultas. Las personas que más utilizaron nuestros servicios virtuales fueron mujeres jóvenes. ¡Diagnosticamos incluso varias sarnas! Y sobre todo nos sentimos útiles al hacer que muchos pacientes no tuvieran que salir de casa para realizar estas consultas dermatológicas.

Nuevas tecnologías

A los avances en telemedicina hay que añadir nuevas tecnologías que se están empezando a usar combinadas con la asistencia virtual, como los sensores y la inteligencia artificial. Cada vez disponemos de más sensores que podremos llevar instalados en nuestra piel, y que nos darán información a nosotros y a nuestros médicos sobre nuestro estado de salud: temperatura, niveles de azúcar y otros parámetros, tensión arterial, calidad del sueño, cumplimiento de la toma de medicación, etc.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

También los avances en inteligencia artificial serán de gran ayuda en medicina. Ya existen algoritmos de Google que son capaces de diagnosticar cáncer de piel mejor que los dermatólogos que se dedican a cáncer en la Universidad de Stanford. Este campo está creciendo enormemente sobre todo en especialidades visuales, como la radiología o la anatomía patológica, donde los algoritmos pueden reconocer patrones para poder hacer diagnósticos certeros.

Mis predicciones para 2025

Todos estos cambios tecnológicos parecen inevitables. Pero los humanos tendemos a sobrevalorar lo que la tecnología puede hacer en un año y a infravalorar los que la tecnología puede hacer en una década. Creo que en los próximos años podremos asistir a tres grandes cambios sanitarios:

  • El hogar será el lugar habitual para el cuidado y seguimiento rutinario de la salud y los hospitales estarán reservados para el tratamiento especializado y emergencias.
  • Los pacientes estarán mejor informados sobre su perfil genético para poder predecir las posibles enfermedades futuras y así poder prevenirlas. Estos avances en genética, unidos al desarrollo de sensores y la aplicación de la inteligencia artificial, serán utilizados en el día a día de la asistencia sanitaria.
  • En el futuro existirá un modelo híbrido, en el cual se combinarán visitas presenciales al médico con visitas virtuales.

En resumen, en los próximos años vamos a presenciar una revolución tecnológica en la medicina. ¿Estos avances sustituirán a los médicos? Creo sinceramente que podrán sustituir a los 'malos médicos', a aquellos que solo siguen protocolos y no empatizan con los pacientes.

La verdadera medicina personalizada consiste en sentarte al lado del enfermo, presencial o virtualmente, e implicarte en sus problemas y temores. Los médicos atenderemos a los pacientes dentro de este sistema híbrido. De todas formas, la mejor forma de predecir el futuro es crearlo, y los médicos debemos liderar esta revolución que se avecina para construir una medicina y una sociedad más humana.

Inteligencia Artificial Cáncer
El redactor recomienda