Una crema favorita de los dermatólogos lleva petróleo
  1. Bienestar
  2. Nada más profundo que tu piel
Dr. Ricardo Ruiz Rodríguez

Nada más profundo que tu piel

Por

Una crema favorita de los dermatólogos lleva petróleo

Es la que más hidrata del mundo, restablece la barrera defensiva y protege de infecciones. Y todo con un solo ingrediente: el petrolatum. El diablo para los quimifóbicos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Decía Hemingway: “El hombre que ha empezado a vivir seriamente por dentro empieza a vivir más sencillamente por fuera”. Quizá esto se podría aplicar a la cosmética. Por eso voy a hablaros de la vaselina o petrolatum, un producto sencillo y barato, pero que tiene unas aplicaciones magníficas en el cuidado de la piel.

La vaselina es un ingrediente incoloro e inodoro de muchas cremas hidratantes que genera polémica por ser derivada del petróleo. En el mercado hay muchos productos que la contienen en mayor o menor concentración, incluso existe la forma pura. En las etiquetas de los cosméticos se puede encontrar en el INCI (nomenclatura internacional de ingredientes cosméticos) como petrolatum o petrolatum jelly.

La vaselina forma una capa que protege de la entrada de microorganismos y otras partículas, algo muy útil frente a las infecciones

La vaselina hidrata la piel porque produce una barrera que evita que esta pierda agua. Por eso se dice que la vaselina tiene una acción oclusiva. Además, forma una capa que protege de la entrada de microorganismos y otras partículas, algo muy útil frente a las infecciones. Esta propiedad hidratante y oclusiva se puede obtener en cualquier producto que incluya tan solo un 5% de concentración en su fórmula de petrolatum. Actualmente se considera el producto con mayor capaz hidratante que hay en el mercado, ya que disminuye un 99% la pérdida de agua a través de la piel, según la prestigiosa dermatóloga americana Dra. Zoe Draelos.

El invento

¿Quién inventó la vaselina? En 1859, el joven químico de 22 años Robert Chesebrough viajó hasta una plataforma petrolífera de Pensilvania para valorar qué materiales podrían sintetizarse a partir del crudo, que acababa de ser descubierto en esa zona. Allí observó que los trabajadores de la plataforma recogían una sustancia residual del petróleo de consistencia cerosa para aplicarla en las heridas y quemaduras que padecían en la piel.

placeholder Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

Chesebrough recogió muestras de este petróleo crudo en forma de gelatina y se las llevó a Brooklyn para refinarlo y perfeccionarlo. En 1870 abrió su primera fábrica, y al producto refinado lo llamó vaselina (del nombre comercial inglés vaseline, wasser -en alemán, 'agua'- y elaion -en griego, 'aceite'-). La popularidad del producto se extendió a Europa: incluso la reina Victoria usaba vaselina para tratar su piel seca.

Como dermatólogo quería compartir con vosotros 7 situaciones en las que recomiendo usar este producto:

  1. Hidratar las uñas: aplicar una capa de vaselina hidrata la piel de alrededor, así como las mismas uñas. Es interesante aplicarla cuando la piel esté húmeda, ya que al ser una sustancia oclusiva mantiene el agua de la zona.
  2. Prevenir la dermatitis del pañal en los niños: aplicada sobre la piel de la zona del pañal es un excelente producto para prevenir eccemas.
  3. Hidratar los labios y la nariz: la vaselina es un buen hidratante labial en personas que tienen la piel seca o que se encuentran con medicaciones para el acné que puedan resecar la piel de los labios o la mucosa de la nariz.
  4. Hidratar los párpados: la piel de los párpados es la más fina del cuerpo. En ocasiones los párpados están secos o descamados, por lo que una aplicación de vaselina puede ayudar, especialmente si la mantenemos en la nevera y la aplicamos mientras está fría.
  5. Evitar rozaduras: si vas a hacer una larga caminata la vaselina te puede ayudar a prevenir todo tipo de rozaduras, tanto en los pies como en determinadas zonas de la piel que contacte con la ropa como los pezones o los muslos.
  6. Ayudar a cicatrizar heridas: el petrolatum mantiene la herida húmeda y evita que aparezca la costra. Si una herida forma costra, tarda más en sanar y suele dejar más cicatriz. Además, usando este producto y manteniendo la zona limpia a diario se podrá prescindir de ungüentos antibacterianos, que son más caros y pueden producir alergias.
  7. Después de un tratamiento con láser, de un peeling profundo o de una crioterapia (tratamiento con nitrógeno líquido), el uso de vaselina o derivados de esta puede ayudar a evitar que se forme costra y que la cicatrización sea más rápida.
Foto: Foto: iStock. Opinión

La vaselina no se debe usar en todas las pieles ni en todas las zonas. Por ejemplo, en la cara puede producir granitos, ya que obstruye el poro, especialmente en personas con tendencia a padecer acné. Tampoco es un producto muy cosmético, ya que es grasiento y la piel queda muy brillante después de su aplicación.

En resumen, la vaselina es un producto barato, eficaz y seguro, magnífico para hidratar zonas como las uñas, los labios y los párpados, prevenir rozaduras y ayudar a la cicatrización de heridas y después de técnicas estéticas con láser. Es incoloro e inodoro y, además, no produce alergias. Así que, si tu dermatólogo te receta vaselina o cosméticos que contienen petrolatum, hazle caso. Y si quieres saber lo que dice la Academia Americana de Dermatología sobre la vaselina, pincha aquí.

Haz que la calidad de tu piel sea una prioridad. Somos nuestra piel. Por eso es muy importante que estés al día de toda la información actualizada. Aquí la encuentras; Instagram o en Clínica Dermatológica Internacional.

El redactor recomienda