Cinco informaciones de covid que quizás no sabías
  1. Bienestar
  2. Nada más profundo que tu piel
Dr. Ricardo Ruiz Rodríguez

Nada más profundo que tu piel

Por

Cinco informaciones de covid que quizás no sabías

Ómicron no te hace perder el olfato, pero produce más dolor de garganta y también cansancio. Hay que ir pensando en la 4ª dosis de vacunas. Y en las nuevas variantes

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Me llama la atención que últimamente, al existir tantos casos de covid en nuestro entorno, muchos pacientes me preguntan con cierta angustia aspectos sobre la nueva variante y empiezan a dudar si el camino hacia la erradicación de esta pandemia es a través de las vacunas.

Foto: España en riesgo alto por contagios de coronavirus.  (EFE/Ana Escobar)

Está claro que vienen unas 6 u 8 semanas muy duras, con un incremento de casos causados por la variante ómicron, y con sus consecuencias a nivel de hospitalizaciones, ingresos en UCI y fallecimientos. Pero como dijo la física Marie Curie: "No hay que temer nada en la vida, solo hay que entenderlo. Ahora es el momento de entender más, para que podamos temer menos".

La situación actual

En este sentido quería comentar 5 informaciones que me parecen destacables en el momento de la pandemia que estamos viviendo:

1. La variante ómicron produce síntomas diferentes. No produce pérdida de olfato y del gusto con tanta frecuencia. Y sí produce más dolor de garganta y cansancio. Parece que esta variante tiene mucha mayor capacidad de contagio, similar al sarampión.

Foto: Una enfermera prepara una vacuna en una unidad de salud, en Sao Paulo (Brasil). (EFE)

2. Hay que ponerse la tercera dosis. Muchas de las vacunas que ponemos a nuestros hijos, al igual que la del tétanos, requieren de varias dosis. Con covid pasa lo mismo. Es cierto que hay personas que con la tercera dosis se están infectando, pero lo importante es que es excepcional que desarrollen enfermedad grave. Las vacunas no protegen contra la infección de la variante ómicron, pero sí evitan en la gran mayoría de los casos que acabes en el hospital. Por ello las camas hospitalarias y las UCI no están colapsadas. Están saturadas las urgencias y los centros de salud con personas que consultan por síntomas leves. La tercera dosis aumenta 40 veces tu concentración de anticuerpos, por lo que te protege algo más de la infección y mucho más de la enfermedad grave

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

3. Debemos vacunar a los niños. Son agentes de trasmisión, y aunque la enfermedad suele ser leve en ellos, los riesgos cardiacos de la vacuna (miocarditis) son mucho menos frecuentes que las complicaciones que pueden sufrir por padecer covid, como el síndrome inflamatorio multisistémico. Además, también los niños pueden desarrollar covid persistente y neumonías, que podrían prevenirse con la vacuna. De cara a la Navidad hay que recordar que la inmunización no evita la transmisión (aunque la reduzca) y que el efecto de la vacuna se empieza a apreciar a las 2-3 semanas. Por ello hay que tener claro que muchos niños se han vacunado sin tiempo suficiente para considerarse inmunizados en Navidad.

4. Con relación al futuro, me gustaría hacer los siguientes comentarios:

  • Después de la variante ómicron probablemente habrá más variantes.
  • Hay que ir pensando en la 4ª dosis dentro de unos meses. La inmunidad que produce las vacunas o haber pasado la enfermedad es temporal.
  • Probablemente en los próximos años nos tendremos que vacunar cada 6 meses, ya que, a diferencia de la gripe, la infección por coronavirus no es estacional, sino que ocurre durante todo el año. Estas vacunas periódicas podrán adaptarse a la variante que exista en el momento.
  • Las variantes del virus surgirán en zonas con bajo porcentajes de vacunados, es decir, donde el virus pueda replicarse con facilidad. Por ello hay que manejar esta pandemia a nivel global mundial, y no dejar atrás ningún continente.
  • Cada vez haremos más tests de antígenos. El concepto americano 'test-to-stay', es decir, la necesidad de un test negativo para poder ir al colegio, a una cena o a un evento, será cada vez más utilizado.

5. Hay que ser optimista y responsable. Optimista porque disponemos de vacunas eficaces, además de fármacos antivirales y anticuerpos monoclonales que van a ayudar mucho a prevenir y manejar la infección. Además, ¡el optimismo aumenta las defensas! Y debemos ser responsables: actuar con mucha prudencia durante el pico de las olas, en el cual estamos ahora, y aprender a relajarnos cuando el virus no esté circulando tanto. Es importante aprender a vivir con el virus y entender su forma de actuar. Si no lo logramos, las cicatrices emocionales de la pandemia van a ser muy profundas. ¡Y no olvidar que con una buena mascarilla puesta es muy difícil contagiarse!

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

La tríada 'responsabilidad individual + protección adaptada a las fases de la pandemia + vacunación' nos debe permitir controlar razonablemente la pandemia sin necesidad de grandes restricciones adicionales, salvo en determinadas situaciones extremas. Debemos esforzarnos en aprender las lecciones de las 6 olas para evitar repetir errores, y así no sobrecargar centros de salud y hospitales, mantener los colegios abiertos y poder seguir realizando la vida laboral, social y cultural que nos merecemos.

Pandemia
El redactor recomienda