La mejor inversión para 2022: que tus empleados desconecten en Navidades
  1. Bienestar
  2. Tecnosaludables
Mar Cabra

Tecnosaludables

Por

La mejor inversión para 2022: que tus empleados desconecten en Navidades

Alimente y Salud habla con dos expertos que proponen claves prácticas y sencillas para que las empresas promuevan una verdadera desconexión digital durante las vacaciones

Foto: Foto: Unsplash/Volodymyr Hryshchenko @lunarts.
Foto: Unsplash/Volodymyr Hryshchenko @lunarts.

Es de los comentarios que más estoy escuchando estos días: no puedo más, estoy contando los días hasta Navidades. Muchos estamos llegando agotados física y mentalmente a este final de año. Hay un riesgo grande para nuestro bienestar y productividad: que no descansemos lo suficiente, que nuestra batería interna no se recargue y empecemos 2022 renqueando. La principal amenaza para que esto ocurra: que sigamos conectados al trabajo durante el periodo de descanso.

España fue uno de los primeros países del mundo en reconocer por ley, en 2018, el derecho a la desconexión digital. Es el derecho de los trabajadores a no tener que estar disponibles fuera del horario laboral. Pero pasados tres años, muy pocas empresas lo están aplicando.

Alimente y Salud habla con dos expertos que nos explican, de manera práctica, qué acciones tomar en estas vacaciones para empezar a implementarlo a nivel corporativo. Es una buena inversión de cara a 2022: que descansen ahora ayudará a tus empleados a rendir mejor en el nuevo año y a prevenir posibles bajas.

“La desconexión digital es necesaria no solo por el aspecto mental sino también por el cuerpo. Está todo relacionado”, dice Francisco Trujillo, profesor de Derecho y director de Desc-Labor, un grupo de investigación de la Universidad de Valencia pionero en el estudio del derecho a la desconexión digital en el trabajo. “La fatiga informática está afectando a trastornos musculoesqueléticos y al físico: sobrepeso, problemas cardíacos o malas posturas (cuello, espalda, dedos)”.

Por dónde empezar

Un trabajador descansado será más productivo, innovador, creativo y tendrá más autonomía para tomar decisiones. Por eso, Trujillo enfatiza que apostar por la desconexión digital es un win-win para las empresas.

Lo ideal es recoger este derecho en el convenio colectivo, como ya lo han hecho los sectores de grandes almacenes y banca o empresas como Iberdrola o RTVE. También establecer políticas internas en donde se explique el cómo llevarlo a cabo. Desc-Labor recoge varios ejemplos en su web, de compañías como Telefónica, Heineken, Leroy Merlin o Repsol.

Practicar la desconexión digital navideña ayuda a una mayor efectividad y creatividad

Sin embargo, a corto plazo, se puede empezar por algunas acciones más sencillas, que deberían salir del departamento de recursos humanos, si existe, o de los propios directivos. Estos deben trasladar las decisiones a los jefes de equipo, que son los que se encargarán de velar por la implementación en el día a día.

Rowena Hennigan, experta irlandesa en trabajo remoto que teletrabaja desde Zaragoza desde hace cinco años, asesora a empresas sobre cómo poner en práctica la desconexión a nivel interno. De hecho, ofrece una primera evaluación gratuita. Ella enfatiza que la clave no son solo las acciones a tomar, sino la comunicación y los mensajes específicos de concienciación.

“Verifica que tus empleados saben cómo desconectar (¡exactamente!) a través de la alfabetización digital”, explica.

Ambos expertos aconsejan tres acciones básicas que se pueden tomar estas Navidades:

1 - Aclarar expectativas

Comunicar de manera proactiva lo que se espera o no de los trabajadores en este periodo vacacional ayudará a que comprendan el compromiso de la empresa. Hennigan recomienda enfatizar los beneficios de realizar un verdadero descanso, destacando que es un asunto de productividad, de bienestar y de salud mental. Para ello, es importante aclarar por qué se apoya la desconexión total del equipo con mensajes como:

“El trabajo puede esperar y se ejecutará mejor tras un buen descanso durante las vacaciones"

“Hemos trabajado duro en circunstancias extremas en los últimos meses. Por eso, más que nunca, deberíamos acoger la oportunidad de descansar y recuperar energía en las próximas vacaciones”

Este tipo de comunicaciones se pueden recalcar también en reuniones de equipo o a nivel individual, con ejemplos concretos de cómo desconectar. Además, los responsables correspondientes deberían asegurarse de que sus subordinados se toman las vacaciones que les corresponden.

2- Gestionar las comunicaciones

Un reciente estudio demuestra que los emails no urgentes enviados fuera del horario laboral generan estrés al que los recibe, que además asume que tiene que responder más rápido que lo que se necesita.

Puedes establecer la norma de que los correos que se escriban en Navidades y que no urjan, se tengan que agendar para que su envío se haga de manera retardada, cuando haya acabado el periodo vacacional. Esto es muy fácil de hacer con Gmail o Outlook, e incluso puedes pedirle a tu equipo de tecnología que lo programe para que salte un recordatorio por defecto cuando se hace el envío.

Las funcionalidades como la auto-respuesta del email o las notificaciones de estado en herramientas como Slack o Teams también pueden ayudar a entender cuándo está disponible o no una persona.

“Crea un breve documento y vídeo que expliquen cómo configurar las diferentes funcionalidades tanto en el sistema de correo, el calendario o las herramientas de mensajería instantánea”, sugiere Hennigan.

Foto: Foto: Unsplash/Anton Shuvalov @a8ka. Opinión

3- Liderar con el ejemplo

Ninguna de estas medidas tendrá éxito si las personas que lideran equipos no las llevan a cabo. Hennigan recomienda identificar a uno o dos líderes que puedan servir de ejemplo con respecto a su ética del descanso y que ellos sean los promotores de los beneficios. Por ejemplo, pueden hacer un vídeo o un artículo para la intranet con sus planes de vacaciones y cómo garantizarán esa desconexión.

Acciones así pueden también inspirar a otros a su mismo nivel, ayudando a prevenir la creciente quemazón que la pandemia está generando en cargos intermedios.

"En estadísticas vemos que a mayor responsabilidad, mayor fatiga y mayor síndrome del burnout: mayor sensación de agotamiento, mayor estrés crónico”, apunta Trujillo. “Esto es irreparable para la salud de la persona".

Tecnología Psicología
El redactor recomienda