¿El peso de las mochilas es la causa del dolor de espalda en los niños?
  1. Bienestar
  2. Vertebra tu bienestar
Pablo Clavel

Vertebra tu bienestar

Por

¿El peso de las mochilas es la causa del dolor de espalda en los niños?

Los escolares españoles soportan un exceso de peso en sus espaldas, una sobrecarga diaria que puede tener consecuencias para su salud. Un dolor persistente requiere consulta médica

Foto: Inicio de curso 2021-2022 en la Comunidad Valenciana. (EFE / Biel Aliño)
Inicio de curso 2021-2022 en la Comunidad Valenciana. (EFE / Biel Aliño)

La prevalencia del dolor de espalda en menores no es tan elevada como en el caso de los adultos; de hecho, antes de los seis años es poco habitual que un niño tenga dolor de espalda. A partir de los diez años aumenta la posibilidad de padecerlo y con la llegada de la adolescencia, entre los 13 y los 15 años, es posible que hasta 50% de estos chicos puedan tener algún dolor. A partir de los 16 años, la incidencia se equipara con la de los adultos, cuando el 80% o más de las personas sufriremos al menos un episodio de dolor de espalda en nuestra vida.

El dolor de espalda en los niños y adolescentes en etapa escolar se asocia en muchas ocasiones al peso excesivo en las mochilas escolares. Es cierto que estas pueden provocar dolores cervicales, dorsales o lumbares, pero puede haber otras posibles causas que conviene tener en cuenta cuando un niño o adolescente se queja de molestias en esta zona.

Foto: Foto: Unsplash/@linkedinsalesnavigator. Opinión

Con la vuelta al cole, regresa el debate sobre el peso de las mochilas en los niños y adolescentes. El peso que soportan los alumnos españoles supera los índices recomendados, que debe ser inferior al 10% del peso corporal. Si un niño pesa 40 kilos debería llevar un máximo de 4 kilos de peso, pero las mochilas de los estudiantes españoles llegan en ocasiones hasta los ocho kilos. Esta sobrecarga diaria puede incrementar la inclinación de la columna, reducir el volumen pulmonar y causar fatiga muscular.

Colocación correcta

Algunos niños de primaria llevan mochilas de ruedas, lo que reduce el peso que tienen que transportar.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Sin embargo, los adolescentes suelen llevarlas colgadas de la espalda y es común el mal hábito de llevar las mochilas con los tirantes excesivamente largos, colgadas de un solo hombro y sin repartir bien el peso en el interior de la mochila. Por lo tanto, para evitar dolores de espalda es importante:

  • Llevar los tirantes bien apoyados en ambos hombros.
  • Ajustar las asas para equilibrar el peso.
  • Pegar la mochila a la espalda.
  • Si se deben llevar libros más pesados, colocarlos en la parte trasera de la mochila de manera que queden más cerca de la espalda.

En cualquier caso, siempre que un niño o adolescente tenga un dolor de espalda que no sea producto de un accidente o traumatismo, que no obedezca a una causa clara y que no remita, lo recomendable es acudir al pediatra. Si además coexisten otros síntomas como fiebre o malestar general, pérdida de peso o dificultad para caminar, la visita al médico debe ser prioritaria.

En cambio, si el dolor se ha producido por un accidente, una lesión deportiva o es consecuencia de unos malos hábitos, debemos acudir al especialista de columna, quien indicará el tratamiento más adecuado. Habitualmente, se llevará a cabo un manejo conservador y solo en casos muy señalados se decidirá la necesidad de una intervención.

Enfermedades Salud
El redactor recomienda