¿Qué patologías de columna producen hormigueo en las piernas?
  1. Bienestar
  2. Vertebra tu bienestar
Pablo Clavel

Vertebra tu bienestar

Por

¿Qué patologías de columna producen hormigueo en las piernas?

Debemos prestar atención e ir al médico si la científicamente denominada parestesia se produce de manera prolongada porque puede ser el síntoma inicial de alguna afección subyacente preocupante

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Si la parestesia o sensación de hormigueo en las piernas, aparece de forma transitoria, no debemos preocuparnos. Este 'entumecimiento' suele producirse cuando estamos sentados presionando algún nervio y lo normal es que cese en cuanto cambiemos de postura.

Sin embargo, sí debemos prestar atención e ir al médico si el hormigueo se produce de manera prolongada porque puede ser el síntoma inicial de alguna afección subyacente. Aunque pude ser ocasionado por diferentes enfermedades, en este artículo nos vamos a centrar en las patologías de la columna vertebral que pueden producirlo y en cómo las abordamos los neurocirujanos del Instituto Clavel.

Foto: Foto: iStock. Opinión

El hormigueo se produce como consecuencia de estas tres patologías:

Hernia de disco lumbar

La hernia de disco suele aparecer por el desgaste natural del disco intervertebral relacionado con el envejecimiento. Se produce cuando ese disco se rompe y una parte del mismo se sale. Es posible tener una hernia sin síntomas, pero si presiona las raíces nerviosas de la columna lumbar, lo normal es que puede provocar dolor y hormigueo en piernas o glúteos. Es importante tener en cuenta que cuando las parestesias son secundarias a una hernia discal, suelen afectar a una u otra pierna, y en ocasiones a las dos.

El hormigueo puede ser lo que nos alerte de que algo sucede y será el especialista quien mediante una prueba de imagen pueda hacernos un diagnóstico, en este caso ver si tenemos una hernia de disco lumbar y dónde está localizada.

Estenosis de canal lumbar

Otra patología que suele producir hormigueo, habitualmente en las dos piernas, es la estenosis de canal lumbar o raquiestenosis lumbar. Consiste en un estrechamiento del canal vertebral lumbar por el que pasan las raíces nerviosas que van hacia las extremidades inferiores. La estenosis puede ser congénita o aparecer por el desgaste producido por el paso del tiempo.

Además de entumecimiento, esta patología produce otros síntomas como dolor, incontinencia urinaria o pesadez de las piernas al caminar y suele aliviarse cuando nos sentamos y reaparece cuando volvemos a recorrer una pequeña distancia. Los síntomas también se alivian si nos inclinamos hacia adelante, como si empujásemos un carrito de la compra.

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

Para llevar a cabo el diagnóstico se requieren pruebas de imagen que además nos ayudarán a definir el tipo de tratamiento, a menudo conservador y en ocasiones quirúrgico.

Inestabilidad lumbar o espondilolistesis

La inestabilidad lumbar o espondilolistesis se produce cuando hay una movilidad excesiva entre dos o más vértebras contiguas. Si dicha inestabilidad se encuentra en la zona lumbar de la columna, esta compresión puede derivar en dolor ciático u hormigueo hacia las piernas.

Hay casos en los que no se producen síntomas, pero cuando la inestabilidad empeora, la vida de los pacientes se ve seriamente afectada por lo que es muy recomendable el diagnóstico precoz. En general recomendamos que se lleve a cabo un tratamiento conservador y en caso de que no haya mejoría, contemplaremos la cirugía.

Ciática

Se denomina 'ciática' a la irritación del nervio ciático y se suele extender desde la parte inferior de la espalda hasta las piernas. Puede ocasionar dolor desde leve a intenso e invalidante. En los casos más graves puede producir debilidad muscular en la pierna o pie afectados.

Foto: Foto: iStock. Opinión

Los síntomas suelen durar desde unas pocas semanas hasta varios meses de manera que, si estos se prolongan en el tiempo, es recomendable acudir al especialista. La ciática puede ser consecuencia de alguna de las patologías anteriores y más raramente por causas no compresivas ni irritativas originadas en la columna.

Por lo tanto, es importante prestar atención cuando sintamos hormigueo en las piernas de forma prolongada. Puede ser el síntoma inicial de una patología que, descubierta de manera precoz, puede llegar a solucionarse con tratamiento conservador.

Salud
El redactor recomienda