Si estás cansado durante el día, la solución puede estar en tu ortodoncista
  1. En boca de todos
Débora Reuss

En boca de todos

Por

Si estás cansado durante el día, la solución puede estar en tu ortodoncista

Los trastornos del sueño son cada vez más comunes y están relacionados en muchas ocasiones con la boca: es el caso del bruxismo, que se asocia con frecuencia a la apnea

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Estudios recientes realizados en estudiantes de Medicina han mostrado una relación entre los llamados trastornos del sueño y un pobre resultado académico. Por otro lado, sabemos que dormir lo suficiente es esencial para sentirse despierto y alerta, mantener una buena salud y trabajar al máximo rendimiento.

"El 90% de las personas que rechinan sus dientes mientras duermen presentan apnea en alguno de sus estadios"

Desde los aparentemente inocentes ronquidos, pasando por despertares o movimientos bruscos y repetitivos, hasta los temidos episodios de apnea, son formas de presentación de lo que hoy se conoce como trastornos del sueño o 'sleep disorders'. Según datos publicados, los roncadores habituales oscilan entre un 16% y un 65%, siendo predominante hombres. Curiosamente, esta cifra aumenta si la pregunta se hace en presencia de la mujer hasta en un 23%.

Foto: Foto: iStock.

Según la última Clasificación International de los Trastornos del Sueño y publicada por la American Academy of Sleep Medicine, el bruxismo nocturno es una forma de trastorno del sueño del tipo trastorno del movimiento nocturno tanto en su forma de rechinamiento como de apretamiento y que se asocia frecuentemente con un exceso de despertares. Según la SEDO (Socidad Española de Ortodoncia), el bruxismo nocturno definido como hábito parafuncional se da no solo en adultos sino también en niños y se caracteriza por el desgaste al apretar y rechinar los dientes. Tanto este trastorno como el ronquido molestan a las personas que duermen en el mismo dormitorio.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Mientras que la apnea es la alteración más grave y frecuente del sueño, causando una interrupción de la respiración disminuyendo el aporte de oxígeno, el bruxismo es la actividad muscular nocturna más común y se presenta en muchos pacientes asociada a su vez al síndrome mencionado. El porcentaje de personas que padecen ambos trastornos es alarmante. El 90% de las personas que rechinan sus dientes mientras duermen presentan apnea en alguno de sus estadios. Estas cifras invitan a pensar en la posibilidad de que ambos problemas de salud estén relacionados entre sí.

Foto: Foto: iStock.

No se sabe cuál es el huevo o la gallina: si las interrupciones del sueño son las que provocan la hiperactividad muscular y el bruxismo o es este el que provoca la dificultad de alcanzar un sueño placentero. Pero ambos están asociados, incluso en la primera infancia.

Ortodoncia para mejorar la calidad del sueño

Muchas veces no estamos informados de que una forma incorrecta de morder, lo que puede parecer un simple apiñamiento, una arcada estrecha pueden estar generando tensión que, asociada a un nivel de estrés, dificulta el descanso e incluso nos despierta con cierta molestia o dolor articular o muscular.

El tratamiento de ortodoncia en adultos tanto si se realiza con férulas invisibles tipo Invisalign o con brackets permite lograr una expansión de ambas arcadas a la vez que ordena y desapiña los dientes, liberando una oclusión demasiado cerrada y una tensión oclusal. Las férulas hacen un trabajo que se podría definir como miorrelajante (relajan la musculatura) y terapéutico (descomprimen y mejoran la posición mandibular) desde el momento que las colocamos.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Históricamente, las de descarga nocturnas tenían como función relajar, pero no conseguían descomprimir ni mejorar la alineación dentaria, a diferencia de los tratamientos de ortodoncia, cuyo resultado beneficia al paciente tanto de día como de noche. Gracias a mejorar la oclusión durante este tratamiento, muchas veces al finalizar no es necesario volver a recurrir a férulas de descarga nocturna.

En caso de bruxismo o apnea

El significado griego de la palabra 'orthos' es orden/corrección, en nuestro caso de los dientes. La terapia de ortodoncia es el estándar de atención para los pacientes afectados con maloclusión, sea cual el tipo, la gravedad o la edad. Durante las últimas décadas, la ortodoncia se ha convertido en parte del tratamiento de rutina también en pacientes que presentan además de malposición dentaria, bruxismo y/o trastorno del sueño.

Foto: Foto: Unsplash/@fr3nks.

En estos casos, la terapia de ortodoncia también debe enfocarse en la corrección y mejora del mal funcionamiento tanto de los sistemas respiratorio superior como digestivo, estos dos implicados en la futura aparición de desgaste severo, peor calidad de sueño y bajo rendimiento durante el día.

Múltiples estudios han demostrado la eficacia del tratamiento con aparatos de avance mandibular en niños, gracias a una expansión de ambos maxilares además del avance mandibular. Con estos aparatos conseguimos liberar la vía aérea facilitando una mejor entrada de aire. No se debe olvidar la creciente prevalencia de desgaste en menores, causados por un trastorno del sueño y bruxismo nocturno infravalorado e infradiagnosticado. El primer contacto de un paciente joven con un dentista posiblemente sea el ortodoncista, por lo que podría ser el primero que diagnostique un desgaste incipiente.

En adultos, el movimiento que realizamos es menor, puesto que los huesos están ya formados; sin embargo, al avanzar levemente la mandíbula gracias a unos dispositivos de avance, el resultado es inmediato: al poder respirar mejor, ya dormimos mejor. Si no cesara la apnea y la falta de aire al dormir, siempre se puede recurrir a unos dispositivos especiales tipo CPAP que aportan oxígeno y aseguran que el paciente consiga descansar y oxigenarse bien.

El redactor recomienda