Menú
El poder de la sonrisa: puede abrirnos muchas puertas
  1. En boca de todos
Débora Reuss

En boca de todos

Por

El poder de la sonrisa: puede abrirnos muchas puertas

Habitualmente es el resultado de un estado de bienestar, alegría o placer, pero en otros casos el simple hecho de hacer una mueca de felicidad nos hace sentir mucho mejor

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Una sonrisa bonita y agradable puede abrirnos muchas puertas, no solo en el ámbito personal y amoroso, sino también en el ámbito laboral.

Cuando hablamos de una sonrisa bonita no tiene que significar una sonrisa perfecta, de anuncio, sino que el hecho de estar ordenada, limpia y con un color blanco agradable podría ser suficiente. Una sonrisa armoniosa y apetecible otorga seguridad.

Siempre se ha dicho 'sonreír es gratis' y parece obvio, pero no lo es, no todo el mundo es consciente del poder de una mueca o una sonrisa tímida. La sonrisa habitualmente es el resultado de un estado de bienestar, alegría o placer, pero en otros casos el simple hecho de sonreír nos hace sentir mejor.

Foto: Foto: iStock. Opinión

El poder de sonreír y reírse a carcajadas alarga la vida, hace que nos encontremos mejor, esto parece de sentido común, pero una vez más la ciencia le puso un nombre hace ya algunos años, cuando Charles Darwin enunció la hipótesis del 'feedback facial'. Esto nos explica por qué es beneficioso hacer sonreír a alguien que está pasando por un mal momento. Y, aún más interesante, cuando estamos mal nosotros, cambiar nuestra sonrisa y nuestra postura corporal nos ayuda a transformar nuestras emociones. El lenguaje corporal nos ha demostrado a lo largo de los años que puede influir positivamente en nuestro estado de ánimo.

Además de la sonrisa genuina, Ekman describió otros 17 tipos de sonrisas, utilizadas cuando las personas se encuentran flirteando, mintiendo o se sienten atemorizadas. En muchas ocasiones lo hacen para mostrar su poder y superioridad frente a otros.

¿Quién sonríe más, los hombres o las mujeres?

Según estudios de la Universidad de Berkeley en California, las mujeres sonríen más que los hombres, como por ejemplo en las situaciones embarazosas o socialmente tensas; sin embargo, en las situaciones felices o tristes no lo hacen. La sonrisa tiene un uso muy ligado a las relaciones sociales. Tanto hombres como mujeres tenemos la capacidad de producir sonrisas genuinas; sin embargo, ellos afirman sonreír menos que ellas, y ambos sexos creen que esto es cierto.

¿Cómo ha evolucionado la sonrisa?

La evolución de las sonrisas a lo largo del tiempo es un dato curioso. Los estándares de belleza y la etiqueta dictaban que la boca se mantuviera más cerrada al hacer una foto, recomendando palabras como 'luz' y no palabras como 'patata' que implican abrir más la boca, explicaba el Dr. Ginosar.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

A medida que pasa el tiempo, la gente tiende a sonreír de forma más exagerada y esto no significa que sean más felices, sino que el canon actual de belleza en una fotografía e incluso al pintar un retrato implica una buena y armoniosa sonrisa como signo de éxito.

¿Sabías que los bebés nacen sonriendo?

Las nuevas tecnologías y las técnicas 3D de ultrasonido han demostrado que en el vientre materno los bebés están sonriendo. Cuando nacemos continuamos sonriendo, especialmente mientras dormimos. Es curioso que incluso los bebés ciegos sonríen cuando escuchan una voz humana que les transmite calidez y tranquilidad.

Foto: Foto: iStock. Opinión

Los bebés de entre 9-11 meses interpretan las expresiones faciales con gran precisión y son capaces de sonreír de forma selectiva, ofreciendo una sonrisa educada a un extraño y reservando la amplia y sincera para su madre o un ser al que conocen. La sonrisa comienza siendo más amplia y se va reduciendo con la edad. Por eso aparecen los gestos o muecas que simulan una sonrisa tímida. Así pues, aunque nacemos sonriendo, tenemos que trabajar para no perderla e incluso ayudar a otros a desarrollarla.

En fin, el 'métier' de nosotros, los dentistas.

Una sonrisa bonita y agradable puede abrirnos muchas puertas, no solo en el ámbito personal y amoroso, sino también en el ámbito laboral.

Salud
El redactor recomienda