Llegar sanos y en forma a los 85 años, ¿lo lograremos?
  1. Más años, más vida
Ángel Durántez

Más años, más vida

Por

Llegar sanos y en forma a los 85 años, ¿lo lograremos?

Vivimos momentos apasionantes en la medicina para el envejecimiento saludable y la longevidad. Aparecen descubrimientos revolucionarios, pero necesitan inversión para hacerlos realidad

Foto: Atletas en un campeonato de atletismo en Lima, la capital peruana. (EFE/Stringer)
Atletas en un campeonato de atletismo en Lima, la capital peruana. (EFE/Stringer)

Algo se mueve en el mundo de la longevidad. Recientemente hemos podido conocer Altos Labs, la iniciativa del multimillonario israelí-ruso Yuri Milner, en la que participa Jeff Bezos, ex-CEO de Amazon, y que ha fichado entre otros a científicos españoles como Juan Carlos Izpisúa o Manuel Serrano. El objetivo de Altos Labs es impulsar la investigación y la generación de conocimiento para hacer posible cuanto antes que las terapias de rejuvenecimiento sean una realidad.

El impacto que esto puede tener sobre la medicina y sobre la salud de la población aún es difícil de imaginar. Si consideramos el envejecimiento como la causa raíz de la mayor parte de las enfermedades que azotan a los países desarrollados, tal vez podamos por fin prevenirlas y hasta cierto punto revertirlas o paliarlas una vez que han aparecido.

Foto: Foto: iStock Opinión

Pero hoy no vamos a hablar de Bezos y Altos Labs, sino de otra iniciativa no tan conocida para el gran público, pero no por ello menos importante. Michael Greve es otro millonario alemán que obtuvo su fortuna a partir de la creación de Web.de, a principios de los años 90. Fueron pioneros en el mundo digital en Alemania, vendiendo la compañía en 2006 por una jugosa cantidad.

Detonante del cambio

Sin embargo, el éxito empresarial no fue de la mano del éxito para su salud. Tras más de veinte años a base de pizza, vino, refrescos, tres paquetes de cigarrillos diarios y muy poca actividad física, su peso se situó en 20 kilos por encima de lo ideal. Tras la venta de su empresa, Greve se puso manos a la obra para cambiar su salud, dejando de fumar, cuidando la nutrición y haciendo ejercicio, consiguiendo perder ese sobrepeso y recuperar su bienestar.

Esto marcó su interés por la ciencia de la longevidad y le llevó a participar de forma activa para impulsar la investigación en esta área. Donó 10 millones de dólares a la Fundación SENS en Silicon Valley, una organización con gran prestigio en la investigación en este terreno. Ese mismo año 2016, Greve fundó la Forever Healthy Foundation (Fundación Siempre Sano) en las propias oficinas de su empresa original, Web.de.

placeholder El científico Juan Carlos Izpisúa. (EFE)
El científico Juan Carlos Izpisúa. (EFE)

Cinco años después, Forever Healthy opera a nivel internacional, y gestiona 14 startups que han aparecido alrededor de proyectos de investigación prometedores. La fundación también organiza un congreso denominado Undoing Aging -Deshaciendo el Envejecimiento- en colaboración con la fundación SENS. Además, Greve pone todo el conocimiento científico generado en los proyectos que financian a disposición del público en su página web. Algunos de sus proyectos están consiguiendo resultados esperanzadores contra el cáncer o la aterosclerosis.

La pregunta es cuándo

Greve está convencido de que conseguiremos acabar con esas enfermedades; la pregunta no es si lo conseguiremos, sino cuándo. Y afirma que, probablemente, veremos esos cambios en los próximos años. Sus proyectos están encaminados a la acción y a la puesta en marcha de terapias en humanos a la mayor brevedad, siempre cumpliendo con la normativa sanitaria. Greve no es un millonario iluminado dispuesto a saltarse los controles reglamentarios.

Lift Biosciences ha explorado la capacidad de algunos individuos de estar protegidos contra el cáncer y ha desarrollado una inmunoterapia

Una de sus startups, Lift Biosciences, ha explorado la capacidad que tienen algunos individuos de estar protegidos contra el cáncer. Sus sistemas inmunes parecen protegerles, ya que son extremadamente activos anulando las células cancerosas antes de que puedan proliferar. A partir de aquí, han desarrollado una inmunoterapia, que en ratones ha conseguido resultados espectaculares, haciendo desaparecer tumores sólidos en apenas 48 horas. Esperan poder llevar esta terapia a los hospitales en unos 10 años, siguiendo todas las fases necesarias en ensayos clínicos.

Otra de las compañías impulsadas por Greve, y llamada Underdog Pharmaceuticals, trabaja para acabar con la aterosclerosis. Y lo hace utilizando un tipo de sustancia conocido hace décadas: las ciclodextrinas. Estas sustancias son capaces de captar el colesterol oxidado de las placas de ateroma en las arterias, evitando su avance e incluso facilitando su reducción paulatina, disminuyendo el riesgo de infarto. El proyecto está muy avanzado en ratones, y podría entrar en fase 1 de ensayos clínicos en humanos el próximo año.

Foto: Foto: Unsplash. Opinión

A esto se añadiría otra de las startups, Elastrin Therapeutics, que usando una sustancia de muy bajo coste llamada EDTA, puede captar el calcio de las placas de las arterias y eliminarlo, de forma selectiva. O el uso de la fisetina, que Greve propone como terapia para eliminar las células senescentes y que también ayuda a reducir las placas de ateroma. ¿Se imaginan poder 'disolver' las placas de ateroma? Una verdadera revolución en la medicina que tocaría de lleno la principal causa de muerte a nivel mundial, según la OMS.

Hacer posible lo impensable

Otro de sus proyectos, Cellvie, parece de ciencia ficción. Han desarrollado un trasplante de mitocondrias, las fuentes de energía en nuestras células y que pierden eficiencia cuando envejecemos. Tomando mitocondrias jóvenes, y trasplantándolas a un paciente envejecido, podríamos mejorar su salud. Y lo han conseguido sin rechazo, y no solo a través de una inyección sino vía inhalador, ya que son absorbidas a través de los pulmones. La terapia ya se está aplicando en niños con un defecto en el músculo cardiaco, por el que el 80% de ellos fallecían. Inyectando mitocondrias de la madre en el corazón del recién nacido, la mortalidad se reduce a un 30%.

placeholder Ilustración tridimensional de una mitocondria. (iStock)
Ilustración tridimensional de una mitocondria. (iStock)

Lo que demuestran claramente las iniciativas de Greve es que cuando se combina una mente emprendedora, la capacidad de financiación y científicos de alto nivel, se pueden conseguir resultados que de otra manera serían imposibles o impensables. Greve considera que la medicina preventiva para el envejecimiento saludable va a ser la revolución del siglo XXI, no solo desde el punto de vista científico o de salud pública, sino también como oportunidad económica.

Vivimos en un mundo en transformación, donde la sostenibilidad está en el foco, donde las nuevas tecnologías continúan su avance imparable y donde el trabajo como lo entendemos tradicionalmente cambia de paradigma en muchos sectores. Algunos expertos consideran que el pleno empleo no volverá, si seguimos entendiendo la economía con parámetros del siglo XIX. La generación de conocimiento tiene un potencial de crecimiento prácticamente ilimitado. Lo que podamos conseguir en medicina antienvejecimiento dependerá de los medios y la inversión que se pongan detrás.

Por el momento, las iniciativas como Altos Labs, la filial de Google Calico o los proyectos de Greve son las que están llevando el liderazgo en este sentido. La inversión en investigación es una estrategia a medio o largo plazo, necesaria para el desarrollo económico y social. En el ámbito de la salud, el riesgo empresarial es elevado y gracias a visionarios como Bezos o Greve, dispuestos a arriesgar en estos proyectos, tal vez nosotros o nuestros hijos podamos acceder a terapias que nos permitan estar sanos y en forma con 85 años.

Tecnología
El redactor recomienda