Fiesta de los Reyes Magos: la felicidad consiste en ilusión
  1. Tener perspectiva
Dr. Enrique Rojas

Tener perspectiva

Por

Fiesta de los Reyes Magos: la felicidad consiste en ilusión

Lo que es interesante de todo el recorrido misterioso y enigmático de Sus Majestades es que esta fiesta es la de los niños y la de la ilusión, y que cada uno de ellos representa un concepto concreto al postrarse a los pies de la cátedra del Belén

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Desde siempre esta fiesta anual ha sido para mí muy especial. Tengo muchos recuerdos de cuando yo era un crío y cómo se desarrollaban estos días en la casa de mis padres. Meses antes, todos intentando portarnos bien, sacando lo mejor de nuestra conducta.

Foto: Reyes Magos en La Vaguada, años 80.

Pero desde hace ya unos años me ha interesado muchísimo el misterio de la procedencia y el itinerario que siguieron los tres Reyes Magos. Ellos hicieron miles de kilómetros para adorar a Jesús. Para los historiadores de la Biblia es clave el transporte de esos tres productos: incienso, oro y mirra. Parece que hay cuatro posibles rutas que siguieron estos personajes.

"Desde hace ya unos años me ha interesado muchísimo el misterio de la procedencia y el itinerario que siguieron los tres Reyes Magos"

Tengo varios libros que han sido para mí muy reveladores: Franco Cardini, 'Los Reyes Magos: Historia y leyenda' (Barcelona, 2001); Monneret de Villart, 'La leyenda oriental de los Magos' (Roma 1952); Sturdevant, 'El misterio de los Reyes Magos' (Baltimore 1977); Elissagaray, 'La leyenda de los Reyes Magos' (París, 1955); Armand Puig Parrech, 'Jesús: una biografía' (Barcelona 2002) y Kidger, 'The Star of Bethelem' (Princeton, 1999). Todos ellos, cada uno según sus propias investigaciones, subrayan estas cuatro posibilidades:

  • Primero. Una de las tesis más aceptadas fue que los Reyes Magos utilizaron la Ruta del Incienso, una vía comercial que unía Egipto y la India por la península de Arabia. Siguiendo esta ruta se establece que Melchor, Gaspar y Baltasar procedían del norte del actual Yemen, de la ciudad. De hecho, en la ciudad de Salalah, que está al sur de Omán, se habla de la importancia del incienso como elemento fundamental de ese territorio.
  • Segundo. Según Armand Puig, los Reyes Magos partieron de Persépolis, en la actual Irán, y llegaron hasta Babilonia (concretamente de la ciudad de Mosul) y atravesaron Irak y Siria, y después el Líbano hasta llegar a Palestina. Acto seguido, a Belén, una ruta de casi dos mil kilómetros.
  • Tercero. Se ha descrito una vía que partiría de la antigua Babilonia (en la actual Falluja): este camino seguiría el río Éufrates enlazando las ciudades de Tadmur, Damasco, Amán y Jerusalén hasta dirigirse al sur de Belén.
  • Cuarto. Franco Cardini subraya la partida de los Reyes Magos desde Irak atravesando después Siria, Jordania y Cisjordania. Una ruta que a camello son unos 1.600 kilómetros.

La ilusión

Lo que es interesante de todo este recorrido misterioso y enigmático es que es la fiesta de los niños y de la ilusión, y que cada uno de ellos representa un concepto concreto al postrarse a los pies de la cátedra del Belén. Nos unimos a ellos ofreciéndole también nosotros el oro, el incienso y la mirra.

placeholder Santiago de Compostela, el año pasado. (EFE/ Xoán Rey)
Santiago de Compostela, el año pasado. (EFE/ Xoán Rey)

El oro significa nuestra riqueza, lo que valemos y tenemos. El incienso, el homenaje a Dios, nuestra oración (que sigue siendo importante, aunque estemos en un mundo secularizado). Y la mirra, que la usaban los judíos para embalsamar, representa los sacrificios y esfuerzos que debemos hacer todos para dominarnos. Lo dice Don Quijote: "Este hombre viene vencedor de sí mismo".

Los Reyes Magos dejaron familia, comodidades, la tranquilidad de la vida ordinaria. El viaje fue largo, laborioso, difícil, con muchos meses de travesía, no tenían respetos humanos, es decir, no les importaba el qué dirán de la gente de su entorno, y nos dan una lección de valentía. Ellos nos llenan de alegría en estas fiestas navideñas, a niños y a mayores. Ojalá tuviéramos una fe como la de ellos.

Lo he dicho al principio, la felicidad consiste en ilusión, tener siempre planes, retos y objetivos por conseguir. Mirar hacia el futuro con metas concretas, bien delimitadas y medibles. Que nunca perdamos el deseo de sacar lo mejor de nosotros mismos a pesar de la pandemia, de la nueva ola, del ómicron, y todo lo que de ahí se deriva. Siempre hay buen viento para el que sabe a dónde va.

Salud mental
El redactor recomienda