Microcarillas de composite sin tallado: tu mejor sonrisa en un día
  1. Todo empieza por una sonrisa
Pablo Sada García-Lomas

Todo empieza por una sonrisa

Por

Microcarillas de composite sin tallado: tu mejor sonrisa en un día

Este tipo de carillas recibe el nombre de 'ortodoncia instantánea' y es, esencialmente, una solución semipermanente para los dientes imperfectos. El procedimiento dura entre 30 y 60 minutos por pieza

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La técnica también se llama bonding o adhesión dental. Se trata de una solución revolucionaria y estética fantástica para mejorar los dientes, sin reducir tu diente natural ni eliminar tu esmalte dental sano. Recuperarás la confianza en tu sonrisa en una única sesión.

Este tipo de carillas recibe el nombre de 'ortodoncia instantánea' y es esencialmente una solución semipermanente para los dientes imperfectos.

El procedimiento

Se considera un procedimiento mínimamente invasivo.

El procedimiento dura entre 30 y 60 minutos para un diente y unas 4 o 5 horas si se trata de casos más complejos de grupos de dientes.

Recubren la parte frontal del diente y son ideales para dientes que están en relativamente buen estado y solo se quiere mejorar el aspecto, incluyendo forma o color. No son válidas para dientes que estén demasiado dañados, donde probablemente haya que recurrir a hacer una corona y, si lo requiere, previamente una endodoncia.

Foto: Foto: iStock. Opinión

Se realizan con una resina del mismo color que el diente natural. Se trata de composites estéticos fotopolimerizables. El material utilizado se adhiere directamente al diente para reparar su aspecto o mejorarlo. Pueden aumentar el tamaño o simular su alineación. Se utilizan composites de microrelleno en la última capa para simular el esmalte. Estos composites, además de ser muy estéticos, consiguen muy buen pulido, con lo que el acabado es muy estético y natural.

Podrás elegir el tono o la mezcla de tonalidades que se necesiten para lograr el color deseado y obtener un aspecto totalmente natural.

Antes de aplicar las carillas, el especialista grabará el esmalte del diente para facilitar la adhesión. A continuación, aplicará un pegamento para que el material de resina compuesta se adhiera al diente. Se añaden capas muy finas del material compuesto a la superficie de los dientes. El especialista endurecerá rápidamente estas capas con una luz ultravioleta. Por último, procederá al pulido final abrillantando la terminación.

Fragmentos de microcarillas

En algunos casos muy favorables, donde solo haya que corregir un pequeño matiz en un diente, se pueden realizar fragmentos de microcarillas restaurando únicamente el detalle a corregir, sin necesidad de tapar toda la cara externa del diente.

Línea de sonrisa y armonía facial

Para su diseño, se tendrá en cuenta, además del defecto o defectos a corregir, el tamaño y la forma de los labios, las encías, el tipo de sonrisa y la forma facial, para lograr en el conjunto la mejor armonía.

Foto: Foto: iStock. Opinión

Se emplean fundamentalmente para corregir grupos de dientes anteriores, pero pueden extenderse hasta los premolares.

Para mejorar la estética y conseguir una sonrisa más armónica, hay que realizar carillas en todos los dientes que se enseñan al sonreír (línea de sonrisa). Y si los dientes opuestos, inferiores o superiores son notablemente más oscuros, habrá que hacer carillas también sobre ellos o al menos realizar un blanqueamiento.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Si se pretende cambiar el color de los dientes, en casos también será mejor realizar previamente un blanqueamiento. Están desaconsejadas en pacientes fumadores y en pacientes que consumen habitualmente té, café, coca cola o vino tinto. En estos casos es más aconsejable realizar carillas de cerámica para evitar problemas de tinciones.

Indicaciones

  • Dientes astillados, agrietados y fracturas moderadas.
  • Dientes ligeramente descoloridos o manchados.
  • Dientes con múltiples reparaciones.
  • Huecos negros entre los dientes.
  • Espacios entre los dientes (diastemas).
  • Dientes ligeramente apilados o ligeramente desalineados.
  • Dientes desgastados por bruxismo.
  • Dientes pequeños.
  • Malformación de los dientes.
  • Transformación de caninos en laterales por malformaciones.

Es un tratamiento reversible muy indicado en pacientes jóvenes.

Foto: Foto: Unsplash/@fr3nks.

En pacientes bruxistas, estará indicado realizar una férula de descarga para uso nocturno que protegerá las carillas.

Ventajas del sistema

  • Menor coste que las de cerámica.
  • No hay tallado de los dientes naturales.
  • No se requiere anestesia.
  • Proceso de aplicación en la misma sesión.
  • No se produce rechazo.
  • Son reversibles. Se pueden retirar fácilmente y reparar añadiendo nuevo material de composite.

Inconvenientes del sistema

  • No solucionan problemas de manchas oscuras y profundas.
  • No solucionan problemas de posicionamiento graves.
  • Requieren mantenimiento para su higiene.
  • Pueden teñirse con el tabaco, café, té, vino…, lo que requiere de una higiene y pulido en clínica.
  • Duran menos tiempo (entre 7 y 10 años), pudiendo actualizarlas pasado ese tiempo, repitiendo el procedimiento, frente a las de cerámica que duran 20-25 años.

Cuidados

  • Cepillarse al menos dos veces al día y utilizar hilo de seda dental a diario.
  • Evitar alimentos duros y dulces.
  • No morderse las uñas.
  • Evitar café, té, tabaco y vino, especialmente durante los dos primeros días después de la intervención para evitar manchas.
  • Programar limpiezas dentales periódicas, cada seis meses y un pulido anual para recuperar el brillo perdido. En caso de tomar café, té o vino y pacientes fumadores, el pulido deberá hacerse cada menos tiempo.
  • Acudir al especialista en caso de astillarse o romperse accidentalmente el material o en caso de notar algún borde afilado o áspero después del procedimiento.

Remedios caseros naturales

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Aunque estas opciones pueden no ser tan eficaces como algunos productos comerciales para blanquear los dientes, son más naturales y fáciles de realizar:

  • Peróxido de hidrógeno, a modo de pasta, agregando una cucharadita de peróxido de hidrógeno a suficiente bicarbonato para crear una pasta suave y espesa. Aplicar la pasta directamente sobre los dientes con un cepillo de dientes. Deja la pasta sobre los dientes durante unos minutos y luego enjuágala con agua sin tragar la pasta.
  • Bicarbonato de sodio.
  • Vinagre de sidra de manzana.
  • Un cepillado regular, que incluya el cepillado después de las comidas y el consumo de bebidas que se sabe que manchan los dientes, como el café, el té y el vino tinto.
  • Pasta de dientes de carbón para blanquear los dientes: El carbón vegetal activado es ligeramente abrasivo y también es capaz de absorber las manchas superficiales. Sin embargo, no hay pruebas de que tenga ningún efecto sobre las manchas que se encuentran debajo del esmalte de los dientes y todavía no se conocen sus efectos a largo plazo ni su seguridad.
El redactor recomienda