Los últimos análisis de alimentos funcionales y complementos alimenticios realizados en Alimente han sido tan demoledores que tengo el ánimo un poco bajo. Por eso anoche bajé de nuevo a mi supermercado de referencia para hacer de espía. Buscaba un producto que me levantara el ánimo. Encontré algo que tardaré en olvidar: un complemento alimenticio que se ingiere a base de taponazos (sí, lo que han leído) y que dice estar diseñado para esos momentos de la vida en la que nos sentimos tristes o apáticos.

Según la empresa responsable, estos suplementos “mejoran el estado de ánimo y el humor, aportando energía positiva y un 'empujoncito de buen rollo' sin efectos adversos a aquellas personas que se sienten tristes o apáticas”. Se definen como antidepresivos naturales, disminuyen el estrés, la ansiedad, el cansancio, la fatiga y aumenta la acción de la serotonina y la dopamina… ¡¡y todo eso tomándote un solo tapón al día!!

"Se definen como antidepresivos naturales que disminuyen el estrés, la ansiedad, el cansancio, la fatiga..."

Me resultó tan sorprendente la existencia de este producto y las propiedades que (supuestamente) aporta que decidí averiguar cuáles son los ingredientes de este tapón y si sirve para algo su presencia. Leyendo la ficha técnica observé que está compuesto por tres elementos fundamentales: triptófano, extracto de estigmas de azafrán y vitamina B3.

Veamos lo que promete el taponcito y lo que dicen los organismos oficiales sobre su eficacia basándose en las evidencias científicas existentes.

1) Triptófano

En la publicidad de los tapones se lee que L-TRIPTÓFANO (600 mg) es un aminoácido esencial cuyas acciones son entre otras:

  • Aumentar la liberación de serotonina (estado de ánimo).
  • Regular el estado anímico, la ansiedad, el apetito y el sueño.
  • Aumentar la producción de melatonina, dopamina y norepinefrina.

Sin embargo, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria no ha dado su visto bueno a ninguna de estas acciones. Este informe del Panel de Expertos en Nutrición, Alergias y Dietéticos deja bien claro que no existe ninguna evidencia científica entre la ingesta de triptófano como suplemento y el estado de ánimo. Tampoco se ha demostrado la correlación entre el consumo de este aminoácido esencial y la función cognitiva, la inducción del sueño o la reducción de la obesidad. Demoledor.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

2) Extracto de estigmas de azafrán

Según leí en la publicidad de nuestro increíble tapón, la presencia de estigmas de azafrán ayuda a:

  • Mejorar el humor.
  • Actúa como antidepresivo natural.
  • Aumentar el vigor y reducir el estrés.
  • Actúa sobre numerosos neurotransmisores mejorando el humor, la ansiedad y el estrés.

¿Y hay evidencias científicas de ello? No. La EFSA no ha reconocido ni una sola propiedad saludable al azafrán, una especia derivada de los 3 estigmas secos del pistilo de la flor de Crocus sativus, una especie del género Crocus dentro la familia Iridaceae.

3) Vitamina B3.

El último componente del Tapón Happy es la niacina, también conocida como vitamina B3.

Según se lee en la publicidad de este complemento el consumo del 15% de la Cantidad Diaria Recomendada (CDR) de niacina “disminuye el cansancio y la fatiga” y “mejora la condición psicológica”. ¿Y eso es cierto? Como les he contado en anteriores posts, la presencia del 15% de la CDR de muchas vitaminas o minerales que están omnipresentes en frutas, verduras, hortalizas, etc. a mucho menor precio permite que muchísimas grandes marcas publiciten en sus productos estrella innumerables propiedades saludables.

El viejo truco

¿Estoy diciendo que el único ingrediente del tapón que tiene alguna efectividad es la vitamina B3 y que sin su presencia no podría comercializarse con esta publicidad? . eso mismo estoy diciendo.

Pero una cosa es que estén reconocidas las propiedades de la vitamina B3 y otra muy diferente que la necesitemos. Para saber si debemos enriquecer nuestra dieta con suplementos de vitamina B3 hay que estudiarse la Encuesta Nacional de Ingesta Dietética (ENIDE). En el apartado dedicado a esta vitamina se lee que la ingesta observada de niacina es de 39 mg/día a 40 mg/día en hombres y de 35 mg/día a 36 mg/día en mujeres. En todos los casos estas ingestas están muy por encima de las ingestas diarias recomendadas españolas y es absurdo ingerir un aporte extra de esta vitamina.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Entonces esto es un fraude o peligroso? Ni una cosa ni otra. Es seguro y es un producto legal porque gracias a la presencia de vitamina B3 cumple la ley, pero esa vitamina no solo no te hace falta, sino que la tienes en otros alimentos en mayores concentraciones. La niacina de la dieta procede, principalmente, de los grupos de alimentos de pescados, moluscos, crustáceos y derivados (26%), del de los cárnicos y derivados (22%) y de las legumbres, semillas, frutos secos y derivados (20%). Hay una gran cantidad de alimentos que tienen muchísimas más niacina que los irrisorios 2.4 mg presentes en el tapón para levantar el estado de ánimo. ¿Y cómo están de precio? Carísimos. Una caja de 7 tapones cuenta la friolera de 13,5 euros.

"Hay muchos alimentos que tienen muchísima más niacina que estos tapones"

La misma empresa comercializa otros dos tipos de tapones, unos que dicen ayudar en la pérdida de peso basándose en la dieta mediterránea y otros que combinan un efecto depurativo y antioxidante para eliminar toxinas del organismo y así recuperar la vitalidad y bienestar tras los excesos de la dieta y los malos hábitos diarios. No tengo humor hoy para analizarlos porque, entre otras cosas, el veredicto tras estudiar su composición y efectividad sería muy parecido al de los tapones para mejorar el estado de ánimo que hoy les he analizado.

Estimados lectores, no se equivoquen. La mezcla de humor e ironía con la que está escrito este artículo no debe impedirles ver la gravedad de los hechos que se relatan y los efectos colaterales que tienen en muchos campos… como por ejemplo la investigación empresarial.

¿Alguien cree que mientras sigan permitiéndose estas estrategias (aunque sean legales) una empresa va a invertir dinero en investigación, desarrollo e innovación para elaborar nuevos productos al ver que la competencia emplea estratagemas como la que les he descrito? Yo, desde luego, no lo creo… y me preocupa.