¿Tienes la maldición de los celtas? Entonces padeces rosácea
  1. Bienestar
  2. Nada más profundo que tu piel
Dr. Ricardo Ruiz Rodríguez

Nada más profundo que tu piel

Por

¿Tienes la maldición de los celtas? Entonces padeces rosácea

Se manifiesta en la piel en forma de enrojecimiento de las mejillas y nariz, unido a la presencia de granitos en estas zonas. Afecta a más del 10% de la población, produciendo en muchas ocasiones inseguridad, depresión y ansiedad

placeholder Foto: Cameron Diaz. (Getty)
Cameron Diaz. (Getty)

¿Tienes la piel de las mejillas roja y te salen granitos? ¿Se te pone la piel roja con los cambios de temperatura? Entonces probablemente tengas rosácea. La rosácea, también llamada el 'falso acné de los adultos', es una enfermedad crónica de la piel que afecta especialmente a mujeres jóvenes y que se manifiesta básicamente de tres formas: granitos en mejillas y nariz, enrojecimiento de las mejillas con cambios de temperatura y venitas en las mejillas.

Muchos famosos tienen rosácea. La típica cara rojiza con algunas venitas la podemos ver en personalidades con Bill Clinton, Renée Zellweger, el príncipe Carlos o Cameron Diaz. En Inglaterra e Irlanda, esta enfermedad es conocida como la 'maldición de los celtas'.

La nariz de Cyrano de Bergerac era rosácea

En ocasiones, y especialmente en hombres, la rosácea afecta a la nariz, produciendo un aumento de sus glándulas sebáceas. Este crecimiento glandular hace que la nariz crezca de forma evidente, cuadro llamado rinofima. El ejemplo más conocido es la nariz de Cyrano de Bergerac.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Además, en el 20% de las rosáceas se pueden ver afectados los ojos, manifestándose con irritación, lagrimeo y enrojecimiento.

¿Qué factores la desencadenan?

La causa exacta de la rosácea no se conoce, pero sí se conocen los factores desencadenantes de brotes de la enfermedad, como el estrés, el uso frecuente de mascarillas, el alcohol, las comidas picantes, el sol, las cremas con cortisona, los cambios bruscos de temperatura y el ejercicio físico.

Las personas con rosácea tienen en común que presentan una piel muy sensible y que se irrita con cualquier cosmético que tenga perfumes o ingredientes exfoliantes. Por ello, el cuidado cosmético de la piel tiene mucha importancia en personas con rosácea.

La ecología de tu cara: Demodex y rosácea

En todas las pieles de personas de más de 18 años existe un parásito o ácaro que se llama Demodex folliculorum. Este minúsculo ácaro se encuentra en concentraciones hasta 18 veces mayor en personas con rosácea y es capaz, según han demostrado estudios recientes, de irritar la piel de las personas con rosácea. Por ello, en ocasiones, los dermatólogos usamos productos que actúan sobre estos parásitos como la ivermectina, que también se usa en el tratamiento de la sarna o de los piojos.

El mensaje es claro: si tienes rosácea y no mejoras con los tratamientos habituales, prueba a realizar un tratamiento con un antiparasitario, en crema o por boca. Te sorprenderás al ver los resultados, sobre todo en los casos de rosáceas con granitos y puntos de pus, la llamada rosácea eritematopustulosa.

¿La rosácea tiene cura?

Es posible que hayas escuchado que la rosácea 'no tiene cura'. Si bien esta afirmación es cierta (no hay ninguna pastilla, crema o láser capaz de eliminarla para siempre), habría que matizar y añadir que no tiene cura, pero podemos hacer muchas cosas para mejorarla y tenerla controlada.

Antes de comenzar ningún tratamiento, no gusta dar tres consejos importantes a los pacientes que la sufren:

  • Evitar los factores desencadenantes que hemos comentado anteriormente, especialmente los cambios de temperatura.
  • No exponer a los rayos solares sin protección en la cara. El sol produce rosácea.
  • Realizar un cuidado de la piel especial para tu tipo de rosácea que debe ser prescrito por tu dermatólogo. Las personas con rosácea deben usar cosméticos sin perfumes e hipoalérgicos. El uso diario de una hidratante y un fotoprotector es fundamental. Y deben usar con mucha precaución moléculas antiedad como el retinol o la vitamina C, ya que pueden irritar este tipo de pieles

¿Qué tratamientos existen?

En relación con los tratamientos disponibles, se pueden dividir en tópicos (cremas), orales y fuentes de luz:

Cremas: para formas leves generalmente se ha utilizado el metronidazol en gel y ácido azelaico en crema. Desde hace unos años disponemos de la ivermectina tópica, un compuesto derivado de la avermectina, que es producida por la bacteria Streptomyces avermitilis. Este descubrimiento les valió a William C. Campbell y Satoshi Õmura ganar el Nobel de Medicina en el año 2015.

"Con los tratamientos actuales se pueden controlar más del 70% de los casos de rosácea"

Pastillas: antibióticos con efecto antiinflamatorio, como la doxiciclina. Generalmente se usan en brotes, durante un mes según la intensidad de este. Para casos resistentes o en los que se sospecha que hay una gran cantidad de Demodex, se puede emplear la ivermectina oral, necesitándose tan solo una o dos dosis. También se emplea la isotretinoína (Roacután®, Dercutane®, etc.) a dosis bajas en casos resistentes.

placeholder Foto. iStock.
Foto. iStock.

Láser: para la cuperosis (venitas) que aparece en mejillas, frente y mentón, podemos utilizar luz pulsada (conocida como IPL) o también un láser vascular. La rinofina de la nariz (engrosamiento de la piel) la tratamos con láser de CO2.

Rosácea: más que un simple enrojecimiento de la piel

Según información de la Nacional Rosacea Society, esta patología disminuye mucho la calidad de vida de las personas con rosácea. Por ejemplo:

  • Alrededor del 90% de los pacientes con rosácea sienten que su enfermedad les ha bajado la confianza y la autoestima.
  • Para el 41% de los pacientes con rosácea, la enfermedad ha supuesto evitar el contacto con la gente y cancelar planes sociales.
  • Para casi el 88% de los pacientes con rosácea grave, también se han visto afectadas negativamente sus interacciones profesionales, y casi el 51% han llegado incluso a faltar al trabajo por la enfermedad.

En resumen, la rosácea es una enfermedad crónica que afecta a mujeres jóvenes y que en ocasiones puede producir mucho sufrimiento y falta de autoestima. Esta piel sensible y enrojecida debe ser manejada con jabones y cremas especiales y tratada por dermatólogos con experiencia en esta enfermedad. Con los tratamientos actuales se pueden controlar más del 70% de los casos de rosácea. El uso de cosméticos adecuados puede ayudar a mejorar la piel de estos pacientes. En ocasiones es necesario el uso de fármacos antiparasitarios, ya que el ácaro Demodex está implicado en la aparición de esta enfermedad. En España hay un movimiento llamado #MuestraTuRosacea que anima a los pacientes con esta enfermedad a compartir sus experiencias.

Haz que la calidad de tu piel sea una prioridad. Somos nuestra piel. Por eso es muy importante que estés al día de toda la información actualizada. Aquí la encuentras; Instagram o en Clínica Dermatológica Internacional.

Piel
El redactor recomienda