Todo lo que te tiene que importar de la piel de tus hijos
  1. Bienestar
  2. Nada más profundo que tu piel
Dr. Ricardo Ruiz Rodríguez

Nada más profundo que tu piel

Todo lo que te tiene que importar de la piel de tus hijos

La piel infantil es más sensible que la de los adultos, por ello padecen más dermatitis o infecciones como verrugas, molluscum o piojos. Afortunadamente, los lunares malignos son infrecuentes en los menores. Así tratamos estos problemas

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Decía el poeta Dante Alighieri: “Tres cosas todavía conservamos del Paraíso: las estrellas, las flores y los niños”. Después de leer el otro día el maravilloso artículo que escribió Alberto Olmos sobre el cuidado de los bebés lleno de ternura, humor y sentido común, me dije: “Tengo que escribir un artículo sobre la piel de los niños”.

Por ello pregunté a nuestros dermatólogos pediátricos, el Dr. Ignacio Sanchez-Carpintero y la Dra. Marta Feito, cuáles son las alteraciones de la piel en niños que con mayor frecuencia vemos en nuestra clínica. A continuación, os voy a hablar de 7 alteraciones cutáneas que los niños padecen con frecuencia:

Dermatitis atópica: piel seca y sensible

La dermatitis atópica afecta casi a un 30% de los niños en forma de placas rojizas, a veces descamadas, que pican mucho. En ocasiones, el picor no deja descansar por la noche a los niños ni a los padres, que contemplan impotentes cómo sus hijos se rascan por la noche. Puede acompañarse de otros problemas, como las alergias al polen, ácaros o alimentos, y también al asma. Empeora en ambientes secos y mejora en la playa por la humedad y el sol.

Los brotes de dermatitis se pueden prevenir hidratando la piel con cremas sin perfume para no irritarla. El tratamiento de la dermatitis consiste en aplicar cremas con corticoide suave, a veces en combinación con cremas con inhibidores de la calcineurina (tacrolimus o pimecrolimus). En casos graves damos cortisona por boca. Hoy existe un nuevo fármaco biológico, el Dupilumab, que con una inyección cada 15-30 días logra limpiar las dermatitis más agresivas sin tener muchos efectos secundarios.

placeholder Dr. Ignacio Sánchez-Carpintero.
Dr. Ignacio Sánchez-Carpintero.

En resumen, si tu hijo tiene dermatitis, báñale diariamente con jabones sin detergente (syndets, que significa 'synthetic detergent'), hidrátale inmediatamente después, cómprale ropa de algodón, que tome el sol con frecuencia sin quemarse, déjale que coma de todo (no hay dieta que mejore la dermatitis atópica) y no temas usar periódicamente cremas con cortisona en las lesiones con periodos de descanso. Y si persiste su dermatitis, no dudes en acudir a tu dermatólogo. Hoy la dermatología moderna ofrece nuevos tratamientos muy interesantes para esta crónica enfermedad.

El cáncer de piel es raro

¡Buenas noticias! El cáncer de piel tipo melanoma en la infancia y adolescencia es muy poco frecuente, aunque potencialmente muy grave. Pero hay que destacar un punto muy importante: su aspecto suele diferir de la imagen del cáncer de piel en adultos. Esto dificulta su diagnóstico preciso y precoz, tanto a pediatras como a dermatólogos.

Foto: Dr. Ruiz y Dr. Pizarro.
Dr. Ricardo Ruiz Rodríguez Opinión

Algunos melanomas en la infancia y adolescencia cumplen la regla ABCDE clásica (asimetría, borde irregular, coloración heterogénea o muy oscura, diámetro mayor de 6 mm, evolución). Estos melanomas son más fáciles de diagnosticar precozmente. Pero con frecuencia estos cánceres de piel en la infancia no se ajustan bien a la regla ABCDE. En la infancia, los melanomas son pequeños de diámetro, aunque abultados, simétricos y de coloración homogénea, a menudo de color rosado. No solo no parecen un melanoma, a veces ni siquiera recuerdan a un lunar. Por ello, ante la duda, lo correcto es acudir a un dermatólogo pediátrico y que valore el lunar o mancha con un dermatoscopio (sistema óptico para analizar un lunar sin quitarlo).

Acné: cuidado con las cicatrices

El acné afecta al 85% de los adolescentes. Muchos factores pueden contribuir al desarrollo de acné, pero en los últimos meses estamos viendo un aumento en nuestras consultas de pacientes con acné, posiblemente vinculado al uso de la mascarilla. No se trata de un problema estético ya que los chavales que lo padecen sufren y tienen una enorme disminución de la autoestima. Incluso hay casos de suicidio en adolescentes que sufrían acnés no controlados.

Los casos leves los tratamos con cremas y antibióticos. Los acnés resistentes responden muy bien a dosis bajas de isotretinoina, el antiguo Roacutan. Hoy la dermatología moderna cura más del 99% de los acnés. Las cicatrices producidas por el acné las tratamos con láser de CO2, Tixel o infiltraciones de ácido hialurónico. Puedes encontrar más información sobre el acné en un post anterior.

Las dichosas verrugas víricas

Muchos niños tienen verrugas. Están causadas por el virus del papiloma humano o VPH. Son contagiosas si tocas la verruga o algún objeto que ha estado en contacto con la verruga.

La verruga vulgar es la que aparece en los dedos, alrededor de las uñas o en el dorso de las manos. Son más frecuentes en personas que se muerden las uñas, en niños y adolescentes, en personas con dermatitis atópica y en pacientes con las defensas bajas. Las verrugas localizadas en las plantas de los pies se llaman papilomas. Encontramos otras veces verrugas planas en la región facial.

placeholder Dra. Marta Feito. Clínica Dermatológica Internacional.
Dra. Marta Feito. Clínica Dermatológica Internacional.

La mayor parte de las verrugas desparecen sin tratamiento, especialmente en niños (el tiempo medio, sin embargo, es unos 20 meses). Cuando no desaparecen espontáneamente conviene ir al dermatólogo. Los dermatólogos tratamos las verrugas con crioterapia, es decir, congelando la verruga con nitrógeno líquido. También usamos productos que 'irritan' la verruga como la cantaridina, o la electrocoagulación o incluso la cirugía. En raras ocasiones necesitamos utilizar un láser. Las verrugas también pueden tratarse en casa utilizando diversos productos tópicos, entre ellos los que contienen ácido salicílico, que liman la verruga produciendo una exfoliación de la misma.

Qué es el Molluscum contagiosum

Aunque Molluscum contagiosum puede sonar a un conjuro de Harry Potter, en realidad es una infección de la piel producida por un virus que causa unos granitos en la zona donde se ha infectado la persona. El contagio se produce por tocar una lesión de molluscum o a través de ropa o material deportivo de una persona que lo padece.

La mayor parte de estas lesiones desaparecen espontáneamente en unos 18 meses.

A veces, el paciente con molluscum refiere picor en la zona, por lo que se pueden producir heridas por rascado e infección de la piel. Por ello hay que lavarse las manos con frecuencia para evitar diseminar el molluscum y prevenir infecciones.

Es más frecuente en niños menores de 12 años, especialmente los que tienen dermatitis atópica. Los dermatólogos los tratamos con crioterapia o curetaje (extirparlos con unas 'pinzas' especiales). En casa solemos recomendar productos que tengan hidróxido de potasio al 10%, que logran 'limar' el molluscum.

¿Qué son las manchas rojas sobre la piel?

La mayor parte de las manchas rojas o violáceas que aparecen en la piel se llaman angiomas, es decir, crecimiento excesivo de vasos sanguíneos. Algunos angiomas aparecen en los bebés y desaparecen solos. Lo único que hay que hacer en estos casos es tranquilizar a los padres.

Otros angiomas deben tratarse y cuanto antes mejor, ya que se ha demostrado que el tratamiento precoz es más efectivo. Este es el caso de las llamadas 'manchas en vino de Oporto', que son angiomas 'planos' presentes desde el nacimiento que tratamos con un láser especial. Normalmente tenemos que realizar una sedación muy ligera al niño para poder hacer el tratamiento con eficacia. Ahora los dermatólogos disponemos del fármaco Propanolol, que es capaz de reducir determinado tipo de angioma de forma muy eficaz.

El tratamiento de estos angiomas y malformaciones vasculares debe ser realizado con dermatólogos con experiencia en este terreno. En este sentido tenemos la suerte de contar con profesionales como el Dr. Ignacio Sanchez-Carpintero, que estuvo 2 años trabajando en la Universidad de Harvard en este campo.

Cuidado con la dermatitis del pañal

Una consulta muy frecuente es la dermatitis del pañal en niños pequeños que todavía no controlan esfínteres. De hecho, un 50% de los niños desarrollan esta dermatitis a lo largo de su vida.

Hace unos años, los dermatólogos veíamos unas formas muy agresivas y graves de dermatitis del pañal ya que los pañales antiguos no tenían la capa absorbente de poliacrilato (pañales llamados 'superabsorbentes'), que hacen que la piel permanezca seca y ventilada. Sin embargo, hoy, aunque no veamos casos tan graves, sigue siendo un problema muy común. Para prevenir la dermatitis del pañal lava a tu hijo con agua y jabón sin detergente (syndets) diariamente y no abuses de las toallitas limpiadoras. Hidrata generosamente la zona y deja que se ventile la piel diariamente. Es muy útil en su prevención el uso de cremas barrera que aíslan la piel del contacto con las heces y la orina.

placeholder Foto: Unsplash/@zacharykadolph.
Foto: Unsplash/@zacharykadolph.

El tratamiento de la dermatitis del pañal suele basarse en el uso de cremas con corticoides suaves, cremas con inhibidores de la calcineurina (tacrolimus, pimecrolimus). En ocasiones la dermatitis se puede infectar con hongos (cándidas), por lo que es necesario el uso combinado de cremas antifúngicas.

Cómo eliminar definitivamente los piojos

Los piojos de la cabeza solo afectan al ser humano desde hace miles de años. Un dato curioso: en el pelo de momias egipcias y peruanas se han encontrado liendres. En muchos países occidentales estamos asistiendo a un aumento de la resistencia de los piojos a los tratamientos habituales, como la permetrina (en loción o en champú). A continuación, resumiré unas normas básicas para el tratamiento y prevención de la infestación por piojos:

  • Es falso que los piojos salten de cabeza a cabeza o vuelen. Los piojos se transmiten por el contacto directo cabeza-cabeza o a través de ciertos enseres cotidianos. Por ello, es básico evitar el intercambio de cepillos y accesorios del pelo (gorros, horquillas, diademas, etc) ya que estos favorecen la transmisión de los piojos.
  • Es fundamental el uso de liendrera (peine de púas muy finas) junto con el tratamiento pediculicida, preferentemente con el pelo humedecido.
  • Es conveniente lavar la ropa del niño (tanto la de cama como la de vestir) en agua caliente para destruir estos parásitos, pues pueden permanecer vivos fuera del cuero cabelludo durante unas horas.
  • Si el niño acude a sitios donde se prevé un contacto más mantenido con muchos niños, como por ejemplo en los campamentos, pueden resultar útiles el uso de lociones repelentes.
  • No es necesario desinfectar a las mascotas si ha habido en casa casos de piojos en niños y/o adultos.
  • El fármaco ivermectina tanto en loción como por boca es muy útil en los casos de infestaciones resistentes por piojos. Esta molécula ahora está de moda porque algunos estudios sugieren que la ivermectina puede ser útil para prevenir las complicaciones del covid-19.

En resumen, si tu hijo tiene un problema de piel, ya sea infeccioso (verrugas, molluscum, piojos), hormonal (acné) o alérgico (dermatitis atópica y del pañal), acude a tu dermatólogo. La dermatología moderna dispone de protocolos muy eficaces para manejar este tipo de alteraciones de la piel de los niños.

Haz que la calidad de tu piel sea una prioridad. Somos nuestra piel. Por eso es muy importante que estés al día de toda la información actualizada.

Piel Cáncer Dieta
El redactor recomienda