Tomar el sol: ¿debo hacer caso al dermatólogo o al reumatólogo?
  1. Bienestar
  2. Nada más profundo que tu piel
Dr. Ricardo Ruiz Rodríguez

Nada más profundo que tu piel

Por

Tomar el sol: ¿debo hacer caso al dermatólogo o al reumatólogo?

Es necesario para la vida y sus radiaciones eliminan el coronavirus de los aerosoles. También es causante de cáncer de piel. ¿Exponernos o evitarlo? Resolvemos el dilema

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Decía el poeta Théophile Gautier: “La felicidad en este mundo se forma con estas tres cosas: un sol hermoso, una mujer y un caballo”. No sé si el sol es una fuente de felicidad, pero está claro que exponer nuestra piel al astro rey nos produce sensación de bienestar a través de la liberación de endorfinas, que son las llamadas hormonas del placer. Prueba de ello es que estos días de Semana Santa las terrazas están repletas de personas expuestas al sol.

Tengo que reconocer que a veces los dermatólogos creamos confusión cuando insistimos en que no hay que tomar el sol. “Os van a salir arrugas prematuras e incluso cáncer de piel”, insistimos los dermatólogos apoyándonos en evidencias científicas. Pero luego la gente escucha a otros especialistas la importancia de tomar el sol para sintetizar vitamina D y para sentirnos mejor. En este sentido defiende el refranero español que “donde entra el aire y el sol no entra el doctor”.

Foto: Dr. Ruiz y Dr. Pizarro. Opinión

¿Entonces debemos tomar el sol o no? ¿Debemos hacer caso al dermatólogo, que lo demoniza, o al reumatólogo, que lo recomienda? A continuación, quería compartir con vosotros unas reflexiones prácticas muy personales sobre el controvertido tema de la exposición solar en estos días de vacaciones.

El sol destruye el coronavirus

Un estudio publicado en 'The Journal of Infectious Diseases' demuestra que 6 minutos de exposición solar puede destruir el coronavirus covid-19 que se encuentra en partículas pequeñas (aerosoles). Además, se están desarrollando sistemas para 'desinfectar' espacios que usan luz ultravioleta, especialmente la C (UVC), que es más germicida que la A y la B. Por lo tanto, en tiempos de pandemia, tomar 10 minutos al día de sol e iluminar los espacios con luz natural puede ser una buena idea para eliminar el virus a nuestro alrededor.

Adiós a las cremas por debajo de FPS15

Las protecciones por debajo de 15 son tan poco eficaces que su aplicación no ofrece a las personas excesivos beneficios en su salud. Por ello debemos elegir productos de protección solar adecuados a nuestro tipo de piel y a la zona donde se van a aplicar, preferentemente con índices de protección entre 20 y 50. Hay que destacar que la diferencia entre los índices de protección a partir de 15 es mínima. Un índice de protección 30 bloquea el 96,7% mientras que un índice de protección 50 bloquea el 98%.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Parece demostrado que, al aplicar la crema solar, algunos ingredientes de la misma se absorben en sangre. Esa absorción no parece que tenga ninguna consecuencia. Lo que sí se ha demostrado es que las cremas de protección previenen el cáncer de piel y en fotoenvejecimiento. Por ello las recomendamos los dermatólogos. Pero es interesante tener en cuenta el tema de la absorción a través de la piel.

Cuidado con medicamentos y perfumes

Los antiinflamatorios (ibuprofeno y otros) y los antibióticos (muchos de los usados contra el acné) pueden ser fotosensibles, es decir, pueden producir alergias importantes si nuestra piel se expone al sol. Por ello si tomas estos fármacos, permanece en la sombra y protégete de sol con cremas, ropa y gafas.

No te apliques nunca colonias o perfumes antes de exponerte al sol. Tienen sustancias fotosensibilizantes que pueden producir alergias y manchas en la piel si te expones al sol.

Protección física, la mejor

La protección física es la más recomendada: el empleo de ropa, licras, sombreros y gorras son la mejor manera de realizar una fotoprotección más eficaz. Y usa gafas de sol, ya que el sol produce cataratas precoces. Un buen consejo es buscar las sombras.

El mensaje más potente que debemos transmitir los dermatólogos a los ciudadanos es que por todos los medios hay que evitar la quemadura solar, que es la que está implicada con la aparición de cáncer de piel años más tarde. Se ha demostrado que personas que han tenido más de 3 quemaduras solares en la infancia tienen 10 veces más posibilidades de padecer melanoma maligno en la edad adulta.

placeholder Dr. Ángel Pizarro, jefe de la Unidad de Prevención y Diagnóstico Precoz de Melanoma de CDI.
Dr. Ángel Pizarro, jefe de la Unidad de Prevención y Diagnóstico Precoz de Melanoma de CDI.

Evita la exposición solar entre las 12 y las 16 horas, que es cuando el sol 'pega más duro' y es más nocivo. Y fotoprotégete también en días nublados.

Si haces deporte al aire libre, cuidado con la quemadura solar. La incidencia de cáncer de piel en surferos, socorristas. golfistas y esquiadores es mayor que en el resto de la población. Y lleva gafas de sol mientras practicas deporte.

¿Hay que tomar suplementos de vitamina D?

La dieta nos aporta no más del 20% de la vitamina D. La principal fuente de vitamina D es la que se produce en nuestra piel en respuesta a la luz ultravioleta B (UVB) procedente del sol.

Para mantener unos niveles adecuados de vitamina D debes tomar el sol 10 minutos al día sin protección, exponiendo superficies amplias como los brazos o las piernas. Intenta evitar la exposición de la cara. Y mide los niveles de vitamina D en sangre una vez al año. El límite es 30 ng/ml. Niveles mayores de 30 ng/ml son normales, entre 20 y 30 ng/ml se considera en el límite, y por debajo de 20 ng/ml son bajos.

¿Qué hago yo con mis hijos?

Quizá alguien se pregunte qué hago yo con mis hijos en relación con la protección solar. Adriana y Ricardo, de 11 y 12 años, como han participado en muchos talleres en nuestro proyecto #NOTEQUEMESCONELSOL para enseñar a los niños los peligros del sol, están muy concienciados con el tema y se aplican ellos mismos sus cremas de protección diariamente en áreas expuestas al sol, insistiendo en las orejas, labios y nariz (son las zonas donde los dermatólogos operamos más cáncer de piel).

Me gusta que las cantidades que se aplican no sean muy generosas, ya que está claro que algo se absorberá en sangre. Además, insisto con ellos en la importancia de la protección física: ropa, licras o neoprenos para hacer surf, gorras y gafas. No les recomiendo fotoprotectores orales (no hay estudios definitivos en niños). Y lo más importante: intento evitar a toda costa que se quemen con el sol.

placeholder Foto: Unsplash/@vidarnm.
Foto: Unsplash/@vidarnm.

En resumen, en estos días de vacaciones si estás en una terraza expuesto al sol más de 10 minutos, usa una crema de protección con factor entre 20 y 50, cuidado con las medicinas 'fotosensibles' (antiinflamatorios y antibióticos), no te pongas perfume, usa ropa, gorra y gafas de sol, y protégete especialmente la nariz, las orejas y los labios. Si vas a estar solo 10 minutos, no uses cremas de protección.

Si quieres recargar tu vitamina D, intenta que la zona expuesta sean las piernas o los brazos, ya que la cara está más castigada por la radiación ultravioleta durante todo el año. Con 10 minutos ya tienes toda la vitamina D que necesitas.

Haz que la calidad de tu piel sea una prioridad. Somos nuestra piel. Por eso es muy importante que estés al día de toda la información actualizada. Aquí la encuentras: Instagram o en Clínica Dermatológica Internacional.

Cáncer Piel Coronavirus
El redactor recomienda