Menú
Si tienes psoriasis, no dejes de visitar a tu cardiólogo
  1. Bienestar
  2. Nada más profundo que tu piel
Dr. Ricardo Ruiz Rodríguez

Nada más profundo que tu piel

Por

Si tienes psoriasis, no dejes de visitar a tu cardiólogo

Existe una relación entre esta enfermedad y el riesgo cardiovascular. Algunos fármacos que usamos los dermatólogos para limpiar las lesiones cutáneas también disminuyen el colesterol de la pared de las arterias

Foto: Varón con placas de psoriasis en brazos y abdomen. (iStock)
Varón con placas de psoriasis en brazos y abdomen. (iStock)

La psoriasis es una enfermedad común y crónica de la piel. Esta afección, que afecta a casi el 5% de la población, se manifiesta en la piel en forma de 'caspa', placas rojizas en codos y rodillas o incluso en forma de engrosamientos de las uñas.

Las lesiones de psoriasis pueden perjudicar la función física, social y emocional de los pacientes, y provocar una enorme disminución de la calidad de vida. Tradicionalmente, se ha considerado que la psoriasis es una enfermedad que afecta únicamente a la piel, pero hoy se sabe que hasta un 30% de las personas con psoriasis tiene artritis, especialmente en las manos y pies, columna vertebral, muñecas y rodillas.

Foto: Foto: iStock. Opinión

Hace 30 años, los dermatólogos decían a los pacientes con psoriasis: “Usted no se morirá de psoriasis, pero se morirá con psoriasis”. Actualmente, con los avances de la dermatología moderna, esto no es cierto. Por un lado, muchas psoriasis graves responden muy bien a los nuevos fármacos biológicos. Por otro lado, desgraciadamente muchos pacientes con esta enfermedad fallecen de infartos o ictus, enfermedades que hoy se sabe que están asociadas a la psoriasis.

Además, el hecho de tener psoriasis aumenta a su vez la probabilidad de sufrir otros factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión, la diabetes mellitus, el hipercolesterolemia o la obesidad. En consecuencia, se ha comprobado que las tasas de mortalidad aumentan y la esperanza de vida disminuye en los pacientes con psoriasis, en comparación con la población general.

La inflamación es la clave

Clásicamente, se decía que los factores de riesgo para padecer un ataque cardiaco son la diabetes, la hipertensión, el colesterol alto, los antecedentes familiares de infarto y fumar. Hoy se sabe que hay un sexto factor de riesgo: la inflamación. Y la inflamación que ocurre en la piel induce inflamación en las paredes de las arterias. Se han realizado estudios en donde se demuestra que el grado de hinchazón vascular está estrechamente relacionado con la gravedad de la psoriasis. También se ha demostrado que los pacientes con psoriasis tienen un mayor grosor de la íntima media carotídea en comparación con aquellos sin esta patología.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Por qué se produce esta asociación?

La inflamación mantenida de la piel en una persona que padece psoriasis influye en la aparición de mediadores inflamatorios inmunes comunes que provocan un aumento de la inflamación vascular, provocando un mayor grosor de las arterias. Los resultados de muchos estudios sugieren que este mayor riesgo afecta a las personas que tienen psoriasis moderada o grave. La psoriasis leve no parece aumentar el riesgo.

Foto: Foto: iStock.

Un antiinflamatorio es clave

Por todo ello, el tratamiento de la psoriasis puede ayudar a algo más que a la piel. El tratamiento también puede reducir el riesgo de sufrir un infarto o ictus. Muchos de los fármacos biológicos que actúan disminuyendo la actividad inflamatoria que ocurre en pacientes con psoriasis también tienen un efecto beneficioso al disminuir la inflamación de las paredes internas de las arterias.

'La piel', de Sergio del Molino

En el magnífico libro 'La piel', Sergio del Molino nos cuenta su experiencia como paciente de psoriasis. Incluso pide a su dermatóloga en un momento de crisis: “Hágame invisible”. Es una historia con final feliz. Su dermatóloga le receta un fármaco biológico: “Me dan ganas de levantarme de la silla y abrazarla”, dice el autor al comprobar cómo mejoró su piel. Sergio probablemente desconocía que su dermatóloga también mejoró las paredes de sus arterias.

Foto: Sergio del Molino. (EFE)

Conclusión: si tienes psoriasis, ve al cardiólogo

Todos los médicos debemos ser hoy en día más conscientes del riesgo cardiovascular al evaluar a los pacientes con psoriasis. Esta enfermedad se considera ya un factor de riesgo cardiovascular independiente. Y debemos hacer hincapié en que el tratamiento adecuado de la psoriasis puede no solo mejorar la piel, sino también disminuir el riesgo y la gravedad de los trastornos cardiovasculares y metabólicos.

Se necesitan más investigaciones para aclarar los mecanismos que expliquen la asociación entre la psoriasis y las enfermedades cardiovasculares, y definir los regímenes de tratamiento óptimos para reducir el riesgo de eventos cardiovasculares en los pacientes con psoriasis. Pero lo que está claro es que si tienes psoriasis moderada o grave, te recomiendo que cojas cita con tu cardiólogo.

Foto: El doctor Ricardo Ruiz

Haz que la calidad de tu piel sea una prioridad. Somos nuestra piel. Por eso es muy importante que estés al día de toda la información actualizada. Aquí la encuentras: en mi Instagram, en la web de la Clínica Dermatológica Internacional y el Hospital Ruber Internacional.

Agradezco al Dr. Pedro Rodriguez, dermatólogo experto en cáncer de piel, alopecia y psoriasis, su ayuda para escribir este artículo.

La psoriasis es una enfermedad común y crónica de la piel. Esta afección, que afecta a casi el 5% de la población, se manifiesta en la piel en forma de 'caspa', placas rojizas en codos y rodillas o incluso en forma de engrosamientos de las uñas.

Salud
El redactor recomienda